×
×
Red Internacional

El salto de videojuegos a procesar gráficos de 16 bits sentó a Nintendo como la compañía más innovadora del mercado, atrayendo a más generaciones e introduciendo diversas dinámicas que en su momento revolucionaron la industria.

Lunes 23 de agosto | 23:45

El lanzamiento del Super Nintendo Entertainment System (SNES), o acortado como Super Nintendo, el 23 de agosto de 1991 fue una novedad en diversos aspectos técnicos y de jugabilidad. Distintos juegos fueron introducidos, que se convirtieron en estampas de la compañía o que mantuvieron su formato hasta el día de hoy.

La Super Nintendo fue la segunda consola de la compañía nipona, inaugurando una nueva generación de sistemas y procesadores. Atrás habían quedado los días de la crisis de los 80 que había llevado a la legandaria Atari a la bancarrota; con la revolución que Shigeru Miyamoto había realizado con el antecesor, el Nintendo Entertainment System (NES), fue el virtual fin de los videojuegos de puntuación como Pac-Man.

Ahora se abrían nuevas posibilidades de contar historias más interactivas donde los jugadores pudieran tomar la iniciativa en el recorrido de los protagonistas. El Super Nintendo incrementó las capacidades del NES original en varios aspectos.

Introdujo canales de audio adicionales, permitiendo que los desarrolladores pudieran incorporar más elementos musicales, como sonidos de guitarra, bajo, trompetas, etc. Esto permitió que, por ejemplo, en juegos como Spiderman se pudiera escuchar la canción de Back Sabbath "The Mob Rules" como parte de la música de fondo, o sonidos de rock en la banda sonora de la serie Mega Man X.

En las franquicias, diversos personajes vieron expandidas sus historias o con reformulaciones a sus encarnaciones anteriores. Es el caso de la serie de Super Mario, que pasó de ser un juego de puntaje con el Mario Bros original a ser una historia de rescate a la Princesa Toadstool (como se conocía en ese momento) de las garras del rey Koopa (luego renombrado Bowser). Super Mario World introdujo más poderes, como la capa de volar o la posibilidad de montar al dinosaurio Yoshi.

Otro juego que sufrió un destino similar fue The Legend of Zelda: a Link to the Past ("La leyenda de Zelda: un enlace al pasado" o "un Link al pasado"), como se conoció a la localización que eliminaba el título original ("Triforce of the Gods", trifuerza de los dioses) debido a una regla que pedía eliminar referencias religiosas para mantener la neutralidad de los juegos a nivel internacional.

Pero hubo otras franquicias que, como dijimos, fueron drásticamente cambiadas. Tal fue el caso de la serie Donkey Kong, que originalmente trataba de rescatar a la chica Pauline (quien recientemente apareció en el juego Super Mario Oddysey para el Nintendo Switch) para pasar a ser un juego de desplazamiento lateral, introduciendo también personajes como Diddy, Dixie y Kranky Kong y el Rey K. Rool.

De igual forma, fueron introducidas nuevas franquicias que tomaron ventajas de las capacidades técnicas y que se volvieron estampas de Nintendo. Tal fue el caso de la serie F-Zero y Super Mario Kart, que reunía a los personajes de la serie de Mario para ponerlos a correr en pistas en un ambiente cuasi-3D. También vio la luz la serie Star Fox, de animales antropomórficos liderados por el zorro Fox McCloud y sus amigos Falco Lombardi, Slippy Toad y Peppy Hare para derrotar al científico Andross.

Las compañías desarrolladoras no se quedaron atrás y también surgieron franquicias independientes. Tal fue el caso de la serie Wolfenstein, y Doom, ambos desarrollados por Id Software, que fueron los primeros juegos shooter, el primero ambientado en la Segunda Guerra Mundial y derrotando a un Hitler piloteando a un robot —serie que recientemente revivió en los juegos Wolfenstein: el nuevo orden y Wolfenstein 2: el nuevo coloso— y el segundo ambientado en el infierno.

La competencia no se hizo esperar. Pronto salieron al ruedo las distintas consolas de Sega, compañía madre de Sonic, el erizo azul, para intentar sepultar a la compañía centenaria; [1] salieron el Sega Genesis, el Sega CD y Sega 32X, pero ninguna pudo destronar a Nintendo.

El costo original del Super Nintendo fue de US$200 del momento y en total vendió casi 50 millones de copias. Fue parte de la llamada cuarta generación de videojuegos, ya que la primera inició en los años 70 con el famoso Pong, la segunda con sistemas con el Atari 2600 de cartuchos y controles de una palanca y botón, la tercera fue la NES original (saliendo al mercado nipón como la Famicom, acortación de "family computer") y la cuarta la SNES.

El Super Nintendo podía permitir que cuatro jugadores pudieran participar simultáneamente en juegos como Mario Kart o F-Zero, en otros como Contra permitía disparar diagonalmente y vio el surgimiento de muchos juegos de rol (RPG) como la serie Final Fantasy, que en Norteamérica lanzó los títulos 4 y 6 renombrados como Final Fantasy 2 y 3 respectivamente. También salió el Super Mario RPG como la primera colaboración entre Squaresoft, desarrolladora de la anteriormente mencionada serie, y Nintendo.

Gracias a estos avances es que se introdujo y desarrolló una industria que hasta el momento ha permitido que miles podamos disfrutar de diversas historias y personajes en nuestros tiempos de ocio, marcando la infancia de muchos que hoy continuamos disfrutando de esta pasión que inició para muchos con esta consola.


[1Nintendo en realidad fue fundada a fines del siglo XIX y originalmente se enfocaba en imprimir cartas; más tarde incursionaron al mercado de juguetes y de allí dieron el salto a los videojuegos en la década de los 80





Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias