×
×
Red Internacional

A pesar de las múltiples evidencias que acreditan las violaciones a derechos humanos y laborales cometidos por la dirección de Notimex, encabezada por Sanjuana Martínez, la huelga ha cumplido 23 meses y la negativa a resolver el conflicto, continúa.

Sábado 22 de enero | 21:55

Este 21 de enero, la huelga estallada por el Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (SUTNOTIMEX) cumplió 23 meses y 701 días y, a pesar de la estrategia implementada por la dirección de Notimex y el gobierno para acallar a las y los trabajadores que continúan la lucha por defender sus derechos laborales, la huelga volvió a ser noticia ante la acreditación de nuevas violaciones a los derechos laborales y humanos por parte de la dirección de la Agencia de Noticias Estatal.
El 20 de enero, se presentó una denuncia ante la Secretaría de la Función Pública (SFP), en contra de la directora Sanjuana Martínez Montemayor, por abuso de funciones y tráfico de influencias para violar el derecho a la huelga.

Esto a partir de documentarse que, a nombre del presidente López Obrador, Sanjuana indicó a Julio Scherer Ibarra, entonces Consejero Jurídico a; Mauricio Márquez, presidente del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales y a Rosario Piedra Ibarra, presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y a otros funcionarios, operar en sus ámbitos de competencia en contra de la huelga.

El SutNotimex acreditó esta información a través de las cartas que la directora de la Agencia mandó, por ejemplo, a Armando Casas, director general de Canal 22, a quien le solicita la ‘atención mediática que puedas prestar al respecto desde tu medio que diriges’ para "desacreditar la huelga”.

En el mismo sentido, también el 20 de enero, la Secretaría del Trabajo emitió un comunicado de no aceptación a la recomendación 142/2021 emitida por la CNDH, que busca desconocer la huelga que mantiene el sindicato de Notimex desde 2019 y a la dirección sindical actual, encabezada por Adriana Urrea.

La Secretaría argumenta este rechazo, por considerar la recomendación violatoria al derecho de huelga, la libertad sindical y además, afirmar que no existen recursos aceptados de amparo que indiquen retroceder en el reconocimiento de la elección sindical y el estallamiento de la huelga.

La CNDH, organismo que se ha caracterizado por rechazar o frenar las quejas que trabajadores estatales de decenas de dependencias han interpuesto por hostigamiento laboral y violación al trabajo digno, como derecho humano, se ha posicionado, en el caso de Notimex, de lado de los funcionarios que haciendo uso de la Guardia Nacional, la Fiscalía General de la Republica han atacado, también, la libertad de expresión, el derecho a la protesta e incluso la propia libertad, salud (en el contexto de pandemia por COVID-19) y vida de las y los periodistas en lucha.

Aunque estas violaciones a los derechos de las y los trabajadores continúan conjuntando evidencia, el uso de otras dependencias estatales ha sido una constante desde el estallamiento de la huelga, demostrando que la ofensiva de despidos y ataque a la libertad sindical dada en Notimex corresponde a una política de gobierno desplegada bajo la llamada Austeridad Republicana y que la estrategia de desgaste y represión, con la que se ha buscado reventar el conflicto, es ejecutada por el Gobierno Federal en su conjunto.

Rodolfo Rivera: muestra de criminalidad patronal y de urgencia de resolver

Rodolfo Rivera Vásquez es un nombre a recordar y reivindicar en el cumplimiento de estos 23 meses de huelga. Trabajó 19 años como corresponsal de Notimex en Venezuela, luchó los últimos años por obtener justicia frente al despido injustificado que vivió, junto con otros 19 corresponsales internacionales, a la llegada de Sanjuana Martínez. El pasado 15 de septiembre, murió en Caracas, Venezuela, con Parkinson e infectado de covid-19, tras ser atendido tardíamente de fallas renales y hepáticas, a sus 78 años.

Tras su muerte y dos años de juicio, la Junta Especial 2 de Conciliación y Arbitraje emitió su laudo, en el que determinó que Notimex debe reinstalarlo, pagarle salarios caídos, reconocerle la antigüedad y darle prestaciones de ley, reconociendo, además, que la Agencia de Noticias "pretendió esconder la existencia de la relación laboral”.
Su caso demuestra el actuar criminal de la dirección de Sanjuana Martínez, dando cuenta que las afirmaciones de que su política pone en riesgo la vida de las y los trabajadores no son declaraciones infundadas sino hechos.

La situación de Rodolfo y el resto de corresponsales de Notimex en esta situación fue informada a la presidencia de López Obrador, pidiendo una solución a esta situación, llegando de su parte también la negativa tácita a atender esta injusticia.

¿En quién confiar para el triunfo de la huelga?

La huelga de Notimex, ha evidenciado que para las y los trabajadores el acceso a la justicia es una lucha que enfrenta a las propias instituciones creadas, en supuesto, para impartirla.

Demuestra, que a pesar del discurso de combate a la corrupción y privilegios de altos funcionarios, bandera del gobierno de la 4T, la dirección de Notimex puede gastar más de 200 millones de pesos de forma ilegal - a pesar de la huelga- y este hecho no solo no es castigado sino que se otorgan tendrá diez millones de pesos más de presupuesto para 2022 a la agencia, sin ninguna ruta para resolver el conflicto.

Demuestra, que aunque un argumento del Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Gobernación para dilatar la solución es que este organismo no mandata a otras dependencias de gobierno, la orden de ataque a las y los huelguistas pudo ser ejecutado por diversas dependencias del Estado e incluso, la CNDH, de supuesta independencia.

Evidencia, que aún con las fracciones que se expresan al interior del gobierno, la línea de no resolver el conflicto laboral y avanzar en la ofensiva contra el sector estatal ha sido transversal, pues a pesar de que la Secretaría del Trabajo ha dictado todos los laudos a favor de las y los trabajadores, estos permanecen sin ejecución por la falta de solución de la huelga y a casi un año de haber interpuesto el recurso de imputabilidad su dictamen ha sido frenado pues la evidencia es clara a favor de la huelga.

A 23 meses de huelga, el gobierno de la 4T ha dejado claro que no será por su buena voluntad que la solución a este conflicto en favor a los derechos de los y las trabajadores se dé, su victoria será arrancada con la movilización y nuestros propios métodos de lucha.

Las y los trabajadores no pueden sino confiar en sus propias fuerzas y en la unidad con sus pares de clase, trabajadores de otros sectores que viven también la ofensiva de querer descargar una crisis económica y sanitaria sobre sus condiciones laborales y de vida.

El llamado y la exigencia por parte de la dirigencia del SutNotimex hacia los sindicatos que se reivindican democráticos, de la UNT, NCT y CNTE, debe ser a mostrar su solidaridad a través de la movilización de la base trabajadora. El primer paso es discutir democráticamente en los espacios sindicales la necesidad de la unidad por el triunfo de la huelga, poniendo sus fuerzas compuestas por decenas de miles de trabajadores en algunos casos, al servicio del triunfo de esta lucha, en perspectiva de que la victoria de la huelga sienta un panorama más favorable para la conquista de las demandas de la clase trabajadora, en todos los sectores y como una sola.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias