×
×
Red Internacional

CONFERENCIA MATUTINA.AMLO redobla su apuesta por "limar" la reforma energética

En su conferencia matutina, el presidente expuso durante tres horas las consecuencias de la reforma energética y los nexos de corrupción de los políticos que le antecedieron.

Viernes 26 de marzo de 2021 | 14:16

En la conferencia matutina de este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó un informe concerniente a los cambios que generó la reforma impulsada inicialmente por Carlos Salinas de Gortari, quien "inició la privatización de la industria eléctrica" por medio de sobornos a los legisladores.

"No vamos a permitir que sigan saqueando y ojalá nos comprendan", declaró. Ya es usual ver al primer mandatario pedirle disculpas al sector privado por gobernar con políticas que en cierta medida frenan el accionar neoliberal de las administraciones previas.

Aprovechó para denunciar a los medios de comunicación empresariales, entre los cuales está el New York Times. "Han olvidado la ética", señaló. Y es que efectivamente la gran mayoría de los grandes medios de comunicación son propiedad de empresarios con sus propios intereses y ligados a esquemas complejos de corrupción, con el añadido de que el New York Times no se sólo un medio más, sino uno de los periódicos voceros del imperialismo estadounidense.

Las empresas favorecidas por administraciones previas, señaló, fueron Repsol e Iberdrola en el sexenio de Calderón, mientras que en el de Peña Nieto fue OHL. "La Reforma Energética de Peña convirtió en trampolín a la CFE para los intereses privados"; un esquema que desnuda los torpedeos de los gobiernos neoliberales para sabotear las empresas paraestatales, hacerlas ineficientes y poder privatizarlas, que en el caso del sector energético se hizo por medio de la aprobación de concesiones a particulares en áreas adyacentes (como la exploración petrolera o las energías renovables).

"La reforma energética [de Peña Nieto] se aprobó con sobornos a legisladores y tiene muchas cosas que consideramos nocivas para el público", puntualizó.

Pero dentro del conflicto de López Obrador en el tema energético no se menciona que el fortalecimiento de CFE se hace en clave de poder dotar a los megaproyectos que impulsa. Uno puede dejarse seducir por la idea de mantener la soberanía nacional sin permitir la injerencia de empresas privadas en la generación de electricidad, pero esto no puede ser si dicha política va en función de impulsar políticas como la del Tren Maya o la hidroeléctrica de Huexca en Morelos; en ese último punto el presidente declaró que tiene pensado modernizar dichas plantas con nuevas turbinas.

De igual forma, los megaproyectos, sean de López Obrador o los de administraciones previas, siempre han sido acompañados de procesos de despojo y daños al medio ambiente. Aunque ya dos jueces frenaron su reforma, AMLO insistió en que "vamos a seguir defendiendo la legalidad". ¿De qué legalidad habla? De la legalidad burguesa, por supuesto, avalada en la Constitución de 1917 que, aunque el régimen se dice orgulloso de que sea la primera constitución social en el mundo, no deja de ser una que actualmente permite el despojo y la injerencia de los empresarios en la política (como en todos los regímenes capitalistas) al defender la propiedad privada.

Y es que en esa "legalidad [burguesa]" los trabajadores, comunidades originarias y demás sectores populares no tienen voz ni voto. Sin ir muy lejos, en las próximas elecciones se perfilan dos opciones cuyo programa difiere en la forma y no en el contenido: de un lado López Obrador y sus aliados y del otro los partidos tradicionales PRI, PAN y PRD en un bloque impresentable, pero sin ninguna voz independiente que responda con un programa propio a las necesidades e intereses de la clase obrera, las mujeres, la juventud o las comunidades indígenas.

Es esa legalidad burguesa la que aparenta ser transparente y poner orden pero sin permitir que los trabajadores decidan qué y cómo producir, cómo llevar a cabo la reconversión energética, etc. Es, por el contrario, el gobierno quien decide y el trabajador acata, con la connivencia del charrismo sindical y las burocracias afines al régimen, actuando como correa de transmisión de los empresarios y no como representantes electos de los trabajadores, llevando a cabo las acciones gubernamentales sin el consentimiento de las comunidades afectadas.

Es por ello que desde las páginas de este diario ponemos nuestras fuerzas para la creación de una organización política que realmente represente los intereses de los trabajadores, mujeres, comunidades originarias y jóvenes con un programa de independencia de clase que revierta el orden capitalista que deteriora el medio ambiente, favorece con esquemas de corrupción a políticos y empresarios y no permite que voces disidentes participen en la vida política del país. Ello no va a venir plegándose a cualquiera de los partidos que estas elecciones van a contender en las urnas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias