×
×
Red Internacional

En la inauguración de la primera etapa de la refinería de Dos Bocas en el estado de Tabasco, AMLO destacó que Carlos Slim, el hombre más rico de México, es una persona “austera” lo cual suena contradictorio si se revisa la fortuna del empresario, no obstante, tiene una lógica política que es necesario explicar.

Lunes 4 de julio | 19:38

El 1 de julio del año en curso, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), inauguró en su primera etapa uno de los mega proyectos insignes de su gestión: la refinería de Dos Bocas en su natal estado de Tabasco. Entre los invitados para cortar el listón se encontraba el hombre más rico de México y de los más acaudalados del mundo: Carlos Slim.

En su discurso, AMLO se expresó de la siguiente manera del magnate: “quiero hacer un reconocimiento, un homenaje, al empresario más austero y más institucional de México que es también nuestro orgullo: Carlos Slim”.

Recordemos que la intervención del magnate (a través de Grupo Carso) en la instalación petrolera se ha dado por medio de la fabricación de equipos. La empresa también ha sido responsable en los megaproyectos del gobierno de Morena: en PEMEX y en el Tramo II del Tren Maya. Los contratos de la Cuarta Transformación (4T) con Slim suman más de 9 mil millones de pesos.

¿Por qué tanta alabanza a un miembro de la “mafia del poder”?

La alianza entre AMLO y el hombre más rico de México inició aproximadamente en el año 2000, cuando el tabasqueño fue jefe de gobierno de la Ciudad de México y ofreció a Slim que invirtiera en la ciudad, desembocando en que Grupo Carso se adueñara de parte del centro histórico, entre otros negocios. Asimismo, el gobierno encabezado por Marcelo Ebrad, ahora secretario de relaciones exteriores, otorgó un contrato para que la empresa de Slim construyera parte de la línea 12 del metro que a la postre se derrumbó por defectos en la edificación dejando varios muertos, sin que a la fecha haya castigados por los hechos.

Años después, el propio AMLO tuvo roces con un sector del empresariado en el cual estaba Slim, pues el tabasqueño declaró en el 2011 que en el país existía una "mafia del poder" integrada por 30 personas, entre ellas, los empresarios Carlos Slim, Roberto Hernández y Claudio X. González. Además, el presidente incluyó en esta “mafia” a políticos como Carlos Salinas de Gortari, Elba Esther Gordillo, Vicente Fox y más.

Como es del dominio público, la reconciliación llegó entre el presidente y el dueño de Telmex, lo que se tradujo en apoyo político para AMLO a cambio de jugosos contratos para el emporio de Carlos Slim.

Entonces es válido preguntarnos: ¿qué entiende AMLO por austero? Según sus propias palabras, significa que el gobierno gaste poco y no haya corrupción, lo cual es desmentido por los exorbitantes salarios de los altos funcionarios públicos y por los escándalos de corrupción que se van destapando de a poco, como por ejemplo la disputa entre el exconsejero de la presidencia, Julio Scherer García, y el Fiscal de la República, Alejandro Gerz Manero. La verdad es que la austeridad es para la clase trabajadora, para los de abajo.

Como es posible apreciar, Slim, en general, no entra en esta definición de austeridad. Porque debemos señalar que el hombre más rico de México, y uno de los más ricos del mundo, amasó su fortuna a partir de la explotación de miles (o millones) de trabajadores, que son en quienes realmente cargan con esa "austeridad" expresada en bajos salarios, trabajo precario y ataque a sus conquistas. Asimismo, su fortuna proviene gracias a la privatización de las telecomunicaciones impulsada por Salinas de Gortari.

Las odas a Slim refieren realmente a una coalición entre un sector del gran empresariado mexicano con el gobierno de la 4T, que entre sus objetivos está mantener un sólido bloque político que garantice la estabilidad social necesaria para aumentar las grandes fortunas de los ya de por sí súper ricos mientras la mayoría del pueblo trabajador carga con las consecuencias de la crisis económica.

Por tanto, sólo queda que desde las bases de los sindicatos y los trabajadores precarios no afiliados nos organicemos de forma independiente a los partidos del régimen (tanto de la derecha como de Morena) para exigir mejores condiciones de vida.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias