×
×
Red Internacional

La versión de su renuncia a su puesto en el triunvirato fue difundida por distintos medios, varios cercanos al kirchnerismo. Hoy apareció un "operativo clamor" de gremios aliados y anunció que decidió quedarse. Sigue la tensión en el sindicalismo peronista en medio del ajuste, las paritarias y el conflicto del neumático.

Martes 27 de septiembre | Edición del día

Pablo Moyano renuncia a su cargo como secretario general de la CGT, fue una de las noticias que más circuló en la mañana de este martes.

Según adelantaron distintos medios, tanto opositores cómo cercanos al gobierno e incluso al kirchnerismo, Camioneros no dejaba su puesto en el Consejo Directivo de la Central, pero Pablo Moyano dejaba su lugar en la conducción, cómo parte de un mensaje sindical y político.

El primero que dudó, hay que reconocerlo, fue uno de sus compañeros de triunvirato. En el mismo momento que se conocía la noticia, Daer difundía por sus redes sociales un mensaje en homrnaje a la unificación de la CGT, en 1930. "¡Feliz aniversario compañerxs!" finaliza el saludo. Una paradoja en medio de la crisis de la central.

No era la primera vez que el moyanismo tomaba este tipo de decisiones. En marzo de 2018 el mismo Pablo había renunciado a la secretaría general, pero el gremio dejó a Omar Pérez en el Consejo Directivo y la secretaría gremial, que abandonaría 4 meses después.

O sea que, por ahora, Camioneros no saca los pies del plato ni funda una CGT “disidente” como hizo en los 90. También se quedan los socios del moyanismo en la central, como el Smata con quien impulsa el Frente Sindical, lo mismo que los gremios que impulsan la Corriente Federal de Palazzo.

Finalmente en la tarde se conoció que el dirigente camionero se queda en la CGT y en el triunvirato. Fue tras una reunión "de urgencia" en la sede de su gremio, con otros dirigentes del Frente Sindical. El rumor no duró ni medio día.

¿Fue un mensaje "vandorista"? ¿Moyano "golpeó" mediáticamente para negociar dentro del Consejo Directivo? Lo veremos pronto.

Lo cierto es que la polémica se da en medio de las internas que sostienen hace tiempo distintos sectores del sindicalismo peronista. Recordemos que el “congreso de unificación” había sido sin la presencia de Moyano “por un cuadro febril”. La última escena había sido la polémica por el paro anunciado por Moyano y la CTA dentro del edificio de la CGT, desmentido pocas horas más tarde por la conducción de la central. El último detonante habría sido la cena de ayer en la Quinta de Olivos, donde el Presidente Alberto Fernández recibió a la CGT…sin Moyano. Allí estuvieron Daer, Acuña, Rodríguez, Martínez y la “mesa chica”.

La reunión tuvo como puntos centrales, según trascendió, la discusión de la situación política y sindical. El ajuste llevado adelante por el gobierno, así como los ataques empresarios, han logrado que el malestar por la inflación y la pobreza se empiecen a sentir en las calles. A los conflictos docentes que vimos en los últimos meses, se sumaron la tensión en las paritarias de distintos gremios, nuevas medidas de organizaciones sociales y el duro conflicto del neumático que lleva 145 días y hoy vive un paro general que empieza a paralizar el complejo automotriz.

La crisis golpea también al sindicalismo peronista, que más allá de las diferencias en su interior no ha convocado ninguna medida ante la situación. Ni los “gordos”, ni el “moyanismo”, ni los gremios kirchneristas. Las reubicaciones por ahora son más gestos que otra cosa, pero confirman la tensión que recorre los lugares de trabajo y los gremios. En estos días Camioneros debe encarar su paritaria, en un clima que las patronales están realizando una fuerte campaña contra la lucha del neumático, con una provocadora oferta salarial del 38% para 2022/2023.

Desde el sindicalismo combativo se viene criticando fuertemente la complicidad de las cúpulas sindicales y el sindicalismo peronista con el ajuste, y exigiendo la convocatoria a asambleas y un plan de lucha que comience con un paro general, reclamo dirigido en primer lugar a los gremios que discursivamente dicen oponerse al ajuste y en algunos casos han tenido que convocar medidas sectoriales.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias