×
×
Red Internacional

Fronteras abiertas.Caravana migrante, represión de la Guardia Nacional y subordinación de AMLO a EE.UU.

Cansados de que las autoridades no resuelvan sus peticiones desde hace meses, migrantes centroamericanos rompieron el cerco militar mexicano para continuar su camino rumbo al norte del país. AMLO contesta que “hay que seguir conteniéndolos”, manteniendo a la GN en las fronteras y subordinándose a EE. UU.

Diana Bruja PalaciosMaestra de secundaria, Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Lunes 30 de agosto | 12:48

Durante el sábado, 28 de agosto, en diferentes horas del día, efectivos de la infame Guardia Nacional (GN), militares y funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM), reprimieron brutalmente la caravana de migrantes haitianos, centroamericanos y sudamericanos, quienes llevaban meses con solicitudes de asilo pendientes.

Es indignante ver cómo estas fuerzas armadas del Estado mexicano, en lugar de garantizar sus DDHH, hacen todo lo contrario y, con total cinismo e impunidad, pretenden frenar las caravanas a golpes, con patadas y armamento, cuando las y los migrantes transitan por territorio mexicano hacia EE. UU. en busca de una vida que merezca ser vivida.

Te puede interesar: La crisis económica mundial golpea duro a los países dependientes

Sin embargo, pese a la violencia en su contra, el éxodo compuesto por personas de distintas edades y nacionalidades, como salvadoreños, hondureños, guatemaltecos, colombianos, haitianos, todos unidos por la misma causa, rompió en diversas ocasiones el cerco fronterizo en su contra para continuar su transmigración ante la negligencia y omisión de las autoridades mexicanas para resolver sus procesos de solicitud de refugio y libre tránsito, principalmente.

El INM, cuyos agentes acudieron el sábado cerca de Tapachula a patear migrantes, declaró al día siguiente que “reprueba actos que violen los derechos humanos de la población migrante”. Sin embargo, su actuación dejó ver su verdadera cara anti migrante, con el envío de sus agentes a reprimir migrantes de todas las edades, dejando lesionada a una menor, quien fue detenida y presentó contusiones en la cabeza. Lo que el INM llama “trabajo” –al igual que la GN– es, en realidad, patear, denigrar, lesionar a quienes huyen de sus países víctimas de la pobreza y la violencia.

EE. UU. y México, unidos contra las y los migrantes

El jueves pasado, el gobierno de Biden exigió al mexicano que desmantele los refugios para los inmigrantes en Reynosa y Tijuana, pues se encuentran saturados por las deportaciones masivas que ha ejercido en su contra bajo el Título 42, mandándolos a territorio mexicano y argumentando que puede convertirse en un problema de salud, lo que, además, pone en “riesgo” la seguridad de EE. UU. en caso de que vayan en caravanas hacia su frontera sur.

Te puede interesar: Migración en tiempos de Biden y AMLO: Crisis en la frontera y opresión imperialista

Como puede verse, no importa si el gobierno estadounidense es republicano o demócrata, ambos mantienen sus políticas anti migratorias, xenófobas y racistas, cerrando sus fronteras y negando solicitudes de asilo. Además, ordenando a países centroamericanos y a México, dependientes de su economía imperialista, que continúen frenando las migraciones hacia su territorio; exigiendo más militarización en las fronteras y, ahora, el desmantelamiento de los refugios para migrantes, exponiéndolos al crimen organizado, sin importar sus edades, géneros o condiciones de salud.

El gobierno mexicano de la 4T, coherente con la sumisión al estadounidense desde la era trumpista, mientras invita a Biden a que entregue visas temporales, como otrora se hacía con el Programa Brasero, y a que otorgue becas ya que se necesita la fuerza de trabajo, anuncia que seguirá conteniendo migrantes que busquen llegar a EE. UU.

Paso libre para todos los que migran

Los cientos de migrantes, que el sábado confiaron en sus propias fuerzas, organizados y combativos, lograron romper el cerco militar. Esto mismo debemos replicar todas las y los trabajadores a ambos lados de la frontera, apostándonos a forjar la unidad, con la participación de sindicatos y aliados con organizaciones defensoras de migrantes, de derechos humanos y por ejemplo los movimientos antirracista y de mujeres, para movilizarnos en las calles en contra de la opresión, el racismo y por el libre tránsito y plenos derechos para las y los migrantes.

¡Exijamos que regresen los militares a sus cuarteles!

¡Paso libre a todos los que migran y alto a la criminalización de las y los inmigrantes!

Recibir refugiados, reprimir a migrantes: la retórica “humanitaria” de la 4T




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias