×
×
Red Internacional

Guerrero.Continúan adeudo de salarios a personal de salud y millonario desfalco al ISSSTE

Pese a las promesas del gobierno de la 4T hacia quienes han sido las primeras líneas de combate a la pandemia, continúan los adeudos al personal de salud. Guerrero no es un caso aislado, sino una situación cada vez más común en todo el país, ¿qué hacer para defender la salud y salarios del pueblo trabajador?

Jueves 21 de octubre | 13:51

Luego de un importante paro de 21 días en los hospitales públicos y centros de salud, la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado y autoridades federales de la 4T prometieron el pago de adeudos a trabajadores en lucha a condición de que terminaran sus protestas. Sin embargo, trabajadores del Hospital General de Acapulco denuncian que continúa la falta de pagos, por lo que instalaron el plantón y la asamblea permanente entre personal de base y por contrato y mantienen activa únicamente e área de urgencias.

Son más de 700 trabajadores de base y por contrato organizados, a quienes les adeudan el salario y que exigen una auditoria a los recursos de salud estatal. Temen que sus salarios hayan sido utilizados para el pago del Fondo del Estado de Guerrero para Ahorro Capitalizable (FEGAC), que se recientemente se realizó, aunque de forma incompleta.

El personal de salud denunció que muchos trabajadores se contagiaron por Covid-19 en los hospitales y solamente les dieron ocho días de reposo, para después obligarles a seguir laborando y sin los insumos suficientes y de calidad. Muchos de los que fallecieron en la pandemia no contaban con base ni seguridad social, por lo que sus familias aún no han sido indemnizadas como corresponde.

Te puede interesar: Nuevas jornadas de movilizaciones por pagos de salarios y pensiones en Zacatecas

Paro en hospitales públicos de Guerrero

El 14 de septiembre, más de 5 mil trabajadores de la Sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) estallaron el paro de labores exigiendo bases para el personal de salud. Se les unieron también trabajadores eventuales de 14 hospitales y 400 centros de salud de todo el estado que también se encontraban en paro y exigiendo el pago del FEGAC. Esta importante acción contó con el apoyo y simpatía de maestras y maestros de la CETEG, así como de otros sindicatos y organizaciones sociales de Guerrero.

Luego de 21 días de paro, movilizaciones y cierres de vías de transporte federales, Beatriz Vélez, secretaria de la sección 36 del SNTSA junto con Joel Ayala y Marco Antonio Ayala —dirigentes del FSTSE (Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado) y SNTSA, respectivamente—, pactaron con la nueva gobernadora y autoridades de la 4T el fin del paro y las protestas a cambio de “promesas de pago” que hasta la fecha siguen sin cumplirse.

El personal de salud denunció que son más 96 millones de pesos los fondos desviados al ISSSTE durante el gobierno de Héctor Astudillo y que dicha deuda quiere ser transferida a los propios trabajadores. Exigen al presidente Andrés Manuel López Obrador intervenir a su favor, así como el cumplimiento de la promesa de basificación para el personal de salud.

Te puede interesar: ISSSTEZAC: el gobierno de Zacatecas quiere que los trabajadores paguen la crisis

¿Qué hacer para defender la salud y el salario?

La situación en Guerrero no es un caso aislado, sino una situación cada vez más común y alarmante en todo el país. En estados como Zacatecas, Michoacán, Chiapas y Oaxaca también han estallado conflictos entre trabajadores de la salud, educación y otros ante los adeudos de salarios para activos y pensionados, así como los desvíos multimillonarios al ISSSTE y lo fondos de ahorros.

Semejante ataque a nuestros derechos y a la propia salud pública, no se explica sin la complicidad de las y los charros sindicales. En el sector salud, con personajes como Joel Ayala y Marco Antonio Ayala al frente de la FSTSE y el SNTSA, que pactan acuerdos miserables a las bases, sin convocar a asambleas en cada hospital y centro de salud, pero sí colaboran activamente con patrones y gobiernos en la desarticulación de las protestas y descontento.

El único camino que nos queda entonces, es el de la más amplia unidad y solidaridad de clase entre trabajadores de la salud, sindicalizados y no sindicalizados del sector público y también del privado. Al saqueo del ISSSTE y desmantelamiento de la salud salud de las y los trabajadores hay que oponerle la movilización masiva en las calles, paros y huelgas, como los métodos de lucha propios de la clase trabajadora.

Te puede interesar:¿Sabías que existe la huelga solidaria en la Ley Federal del Trabajo?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias