×
×
Red Internacional

Acumulación capitalista. Corredor transístmico violenta comunidades en Oaxaca, 4T encarcela a opositor

En entorno de violencia desatado por megaproyecto, el 20 de septiembre de 2021 Salvador Pinal Melendez y sus hijos se enfrentaron a operadores de MORENA en Santa Cruz Tagolaba, Tehuantepec, pues asaltaron su trabajadero del cual los pretendían despojar.

Sábado 11 de diciembre de 2021 | 17:31

Anastacio Gutierrez García, mejor conocido por los pobladores de Tehuantepec como “Tacho Canasta”, ha conformado un grupo de pistoleros que se dedican a amedrentar y despojar a comuneros cuyas tierras son aledañas a las vías del ferrocarril que conformará el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca (CIIT).

El Congreso Nacional Indigena denunció que el marco en el que se inscriben estas agresiones es consecuencia del megaproyecto de la 4T y la especulación del precio de la tierra que ha ocasionado. Aunque para los cuartotransformacionistas liberales y reformistas se trate de situaciones aisladas, secundarias o de daño colateral en contraste con el progreso que desatará dicho Corredor, el proceso histórico -que cínicamente niegan- se inscribe en la acumulación de capital, a la que siempre le es inherente el despojo de la tierra y la superexplotación de la fuerza de trabajo.

Te puede interesar: Megaproyectos de la 4T: continuación del despojo a comunidades originarias

Los intereses económicos que están en juego no solo involucra a grandes empresas, sino también a los gobiernos (muchas veces involucrados en los mismos negocios) que se encargan de generar y resguardar el entorno acorde a ese despojo y explotación. En este caso, la morenista Vilma Martínez Cortés, presidenta municipal de Santo Domingo Tehuantepec, engarzó vínculos político-electorales con Tacho Canasta, el cual saltó a MORENA en 2018 para también colocar sus intereses en el aparato de Estado; su hija, Natasha Guiendani Gutierrez Ruíz, es Regidora de Desarrollo Agropecuario.

Vilma Martinez y sus cómplices en el gobierno han evadido la justicia contra una denuncia de corrupción, por no haber podido comprobar gastos de 130 millones de pesos en el ejercicio fiscal de 2020. En la denuncia de desfalco también están involucrados el Senador por Morena Salomón Jara y su operador político, el latifundista Antonino Morales, presidente municipal de San Blas y dirigente del Frente Unido de Comunidades de Oaxaca (FUCO).

En entrevista, el abogado Javier Aluz Mancera, perteneciente a la Corriente del Pueblo Sol Rojo en la que también milita el comunero encarcelado Salvador Pinal Melendez, nos dice:

El grupo político para el que opera Tacho se encarga de hacer el trabajo sucio para el CIIT y el latifundio. Toman, despojan y acaparan tierras, crean "asociaciones de ganaderos o de productores" para luego vender esos espacios de terreno al CIIT y a las compañías que quieren instalar las fábricas de los llamados polos de desarrollo (todas trasnacionales).

Te puede interesar: El Tren Maya en la lógica de la producción destructiva neoliberal

El 20 de septiembre de 2021, Salvador Pinal Melendez y sus hijos se enfrentaron al grupo de Tacho Canasta, quienes con armas de fuego y machetes llegaron a asaltarlos en su trabajadero. Al llegar la policía municipal de Tehuantepec (de Vilma Martínez), luego de que la familia de Salvador llamara al 911 ante las agresiones, a quienes detienen es a los comuneros. Aunque liberaron a sus hijos, con Salvador Pinal decidieron utilizar el aparato represor del Estado, como un claro mensaje de escarmiento ejemplificador para quienes se opongan a los megaproyectos.

Javier Aluz nos comenta que se le imputaron "los delitos de disparo de arma de fuego y posesión de arma de fuego de uso reservado del ejército. Sin embargo, el juez de control reclasificó los delitos y le imputó ‘tentativa de homicidio’ en agravio de Sergio ‘Canasta’ (hermano de Tacho Canasta)."

Sin sentencia, Salvador Pinal actualmente está recluido en el CERESO No. 7 de Tehuantepec, tiene 61 años, padece diabetes e hipertensión, por su situación médica han solicitado que su proceso lo lleve bajo arraigo domiciliario, pero el Juez Jorge Giraldo Robles Hernández se ha negado, gesto que se puede interpretar como si de un rehén y moneda de cambio se tratara para que las comunidades zapotecas inconformes con el CIIT se dobleguen ante el nuevo "progresismo" de la 4T en la región.

Exigimos la libertad inmediata del comunero Salvador Pinal Melendez, el cese del amedrentamiento en la región y el alto a los megaproyectos cuatroteistas que chorrean sangre y lodo por todos sus poros.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias