×
×
Red Internacional

Esta semana la Suprema Corte de Justicia de la Nación discutirá la constitucionalidad de la despenalización del aborto, en los estados de Coahuila y Sonora, a su vez, también discutirán la aprobación de la objeción de conciencia.

Lunes 6 de septiembre de 2021 | 18:15

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) revisará desde este lunes un proyecto que propone la despenalización del aborto en Coahuila y Sinaloa, pero a la par, analizará también la llamada objeción de conciencia.

En el proyecto se propone declarar inconstitucional algunos artículos del Código Penal de Coahuila y de la Constitución de Sinaloa, que impiden la interrupción del embarazo. Estas propuestas están impulsadas por la ponencia del ministro Luis María Aguilar.

La propuesta de Coahuila y Sinaloa está alienada a los criterios de la propia Corte, en el sentido de que ninguna protección a la vida desde la concepción puede motivar restricciones en los derechos de personas ya nacidas. Por ello, se propone declarar la inconstitucionalidad de algunos artículos del Código Penal de Coahuila y de la Constitución de Sinaloa, que impiden interrumpir el embarazo.

A su vez se analizará la constitucionalidad de permitir la "objeción de conciencia", es decir, el supuesto derecho del personal medico para no realizar las interrupciones del embarazo si se le solicita, una medida que es ampliamente impulsada por sectores eclesiásticos y anti derechos, mismos que han mantenido presión en redes sociales exigiendo "proteger la vida desde la concepción".

La histórica consigna del movimiento feminista exige la despenalización y legalización del aborto, como un derecho que debe garantizar el Estado a través de los sistemas de salud pública. Siendo legal el aborto, los gobiernos estarán obligados a dotar de todos los insumos, medicamentos, equipos médicos y profesionales de la salud, necesarios para otorgar este derecho de manera segura, gratuita y libre para aquellas mujeres, niñas y hombres trans que decidan abortar.

El que ambas propuestas estén en el mismo proyecto muestra que las instituciones del estado mexicano están en contra de que se avance en la despenalización y legalización del aborto en el resto del país. Esto confirma que, como demuestra la historia del movimiento feminista y de mujeres, ningún gobierno nos ha regalado nada. Todo derecho y conquista ha sido arrebatado de las garras del Estado, con la lucha en las calles y la organización independiente de las mujeres y organizaciones feministas, en alianza con nuestros compañeros de clase.

Te puede interesar: ¿Cómo enfrentar la ofensiva antiderechos de la iglesia?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias