×
×
Red Internacional

Informe. Crisis: la OMC recorta pronósticos de crecimiento comercial y Sudamérica es la que más cae

La Organización Mundial del Comercio (OMC) volvió a bajar sus estimaciones de crecimiento del comercio internacional. Los precios de la energía, la inflación y la guerra como elementos críticos de un mundo con más tensiones económicas, sociales y geopolíticas.

Miércoles 5 de octubre | Edición del día
Fuente: Télam

La Organización Mundial del Comercio (OMC) realizó hoy un recorte de sus estimaciones del crecimiento del comercio mundial para el año próximo, reduciéndolo del 3,4% previsto anteriormente a 1,0%, debido a las “numerosas perturbaciones que afectan a la economía mundial”.

De acuerdo con el organismo, el comercio “perderá impulso” en el segundo semestre de 2022 y “mantendrá un ritmo bajo” en 2023.

De este modo, sus economistas vaticinan que 2022 cerrará con un crecimiento de los volúmenes de 3,5% -frente al 9,7% del año pasado- para luego caer a 1,0% en 2023. Esto significa un fuerte recorte incluso frente al 3,4% previsto anteriormente en el último informe de abril.

La menor estimación para 2023 responde –según la OMC- a que las mismas originalmente fueron “demasiado optimistas, ya que los precios de la energía se han disparado, la inflación se ha vuelto más amplia y la guerra no parece remitir”.

A estos factores que frenan los intercambios se les suma el endurecimiento de las políticas monetarias.

En el caso de Europa, por ejemplo, los elevados precios provocados por la guerra “harán disminuir los gastos de los hogares y elevarán los costos de manufactura”, disminuyendo, por tanto, la demanda de importaciones.

En tanto, en Estados Unidos, “el endurecimiento de la política monetaria afectará al gasto sensible a los intereses”, en áreas como la vivienda, los automotores y la inversión fija.

China no escapa de los problemas: sus continuos brotes de Covid-19 y las perturbaciones en su producción se suman a una débil demanda de sus productos.

Por último, los países en desarrollo se encuentran impactados por el sobreendeudamiento y el aumento del costo de las importaciones de combustibles, alimentos y fertilizantes, señala el informe de la OMC, el cual recuerda que “en los últimos meses muchas monedas se han devaluado con respecto al dólar”, lo cual terminó encareciendo aún más a los productos importados en dicha divisa.

En el caso de América Central y del Sur y el Caribe, las exportaciones, tras aumentar un 5,6% en 2021, este año lo harían en 1,6% y apenas 0,3% en 2023. O sea que será una de las regiones con mayor caída.

El informe también detalló el aumento de los precios internacionales de las principales commodities: la energía tuvo en agosto una suba interanual del 78%, los alimentos un 11%, los cereales 15%, y los fertilizantes un 60%.

En tanto, la OMC estima que el Producto Bruto Interno (PBI) del mundo se expandirá 2,8% en 2022 y 2,3% en 2023, ligeramente menos que el 3,2% y 2,9% previstos por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los datos confirman que los precios de la energía y los alimentos que disparan la inflación, así como la guerra y las políticas monetarias de los Estados, están aumentando las tensiones económicas, sociales y geopolíticas en todo el planeta. El capitalismo profundiza su crisis, con millones de personas que pasan a vivir en el hambre y la indigencia, mientras los gobiernos buscan rescatar a las grandes empresas, bancos y conglomerados de servicios.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias