×
×
Red Internacional

La revista Forbes publica anualmente su lista de las personas millonarias del mundo. En México son 15 nombres los que figuran en la lista, y de ellos, la mitad no es hostil a AMLO.

Martes 17 de mayo | 17:53
Empresarios mexicanos en la ceremonia por el 200 aniversario de la consumación de la independencia de México. Imagen: Reporte Índigo.

Un importante factor a considerar en los gobiernos y regímenes políticos es ver el alineamiento que tiene la clase empresarial. Y es que es menester enfatizar que, como argumenta López Obrador, su administración es "antineoliberal".

El presidente suele afirmar que está en contra del neoliberalismo, asociándolo con el mote de "neoporfirismo". En cambio, su partido y su programa defienden el liberalismo de Benito Juárez (un liberalismo social) que beneficie a las masas con cierta intervención estatal (como era característico del modelo desarrollista por sustitución de importaciones que generó el "milagro mexicano") pero que fomente también la libre competencia.

Según lo afirma el propio documento programático del Morena, "es necesario transformar el modelo de desarrollo imperante, por uno que frene la decadencia [...] Nuestro proyecto busca impulsar el desarrollo a través de las iniciativas privada y social, promoviendo la competencia, pero ejerciendo la responsabilidad del Estado en las actividades estratégicas reservadas por la Constitución, en la planeación del desarrollo y como garante de los derechos sociales y ambientales de las actuales y de las futuras generaciones".

En resumen: ser antineoliberal no significa ser anticapitalista. El proyecto de López Obrador en ningún momento cuestiona la propiedad privada y, por el contrario, como se puede leer arriba, fomenta uno de los pilares del liberalismo como lo es la libre competencia entre privados.

Marx afirmaba en el Manifiesto Comunista que el Estado burgués "no es más que una junta que administra los negocios comunes de toda la clase burguesa". Por lo tanto, no debe resultar extraño que en la clase burguesa mexicana las opiniones con respecto al gobierno de López Obrador dividan aguas. Aunque sus medidas han sido discutidas por un sector de la gran burguesía y el imperialismo (como la reforma energética), hay muchos representantes de la burguesía que con el correr del sexenio ratificaron su apoyo inicial o, en otros casos, se convencieron.

De los 15 mexicanos que aparecen en la lista de Forbes de las fortunas más grandes, nueve no tienen una postura contraria hacia la 4T.

¿Quiénes son los 15 de la lista de Forbes y cuáles toleran a AMLO?

Encabezando la lista (número 13 en el ranking global de Forbes) está, por supuesto, Carlos Slim, el hombre más rico de México, cuya fortuna asciende a 81.2 mil millones de dólares e incluye la cadena Sanborns, así como el sector de comunicaciones, en especial la ex-paraestatal TELMEX, y en general Grupo Carso. Ya desde que era Jefe de Gobierno del DF, AMLO veía con buenos ojos a Slim y recibió muchos beneficios del tabasqueño. Actualmente, por ejemplo, Slim pidió a los empresarios "no confrontarse con AMLO". Asimismo, Slim fue de los concesionarios que construyeron la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, cuyo desastre el empresario de origen libanés agregó que se encargaría de financiar las reparaciones sin costo al erario.

El segundo en la lista (número 45 en el ranking global de Forbes) es Germán Larrea, dueño de Cinemex y de Grupo México, que además de ser dueño de diversas minas de cobre (por lo cual se le conoce como el "rey del cobre") que han causado diversos ecocidios, también se enriqueció con la privatización de los ferrocarriles. Actualmente Grupo México es concesionario de un tramo del Tren Maya. Larrea cuenta con una fortuna de 30.8 mil millones de dólares.

El tercero (número 151 en el ranking global de Forbes) es Ricardo Salinas Pliego, uno de los consentidos de López Obrador. Su fortuna asciende a 12.4 mil millones de dólares; durante la pandemia, sus call centers siguieron operando, causando muchos contagios y hasta muertes, como fue el caso de Huvy Cruz, estudiante de la UACM. Grupo Salinas ha tenido en los últimos años un alto número de contratos hechos con el gobierno federal.

El cuarto lugar (número 369 en la lista global de Forbes) lo tiene el difunto Alberto Ballières y su familia, cuya fortuna es de 6.7 mil millones y quedó a cargo de su hijo, Alejandro Baillères Gual. Ballières era dueño de los centros comerciales Palacio de Hierro y de la aseguradora GNP. López Obrador llegó a declarar que era invitado a comer a la residencia del empresario, quien además, luego de una de las bravatas del entonces presidente Donald Trump, le envió una carta a AMLO expresándole "su apoyo y simpatía". Al fallecer, López Obrador envió condolencias a la familia y destacó el papel que jugará Alejandro Ballières en el conglomerado de su padre. "Esto es muy bueno para el país porque significa estabilidad, significa confianza, significa más inversiones para tener más empleos y seguir creciendo", dijo en su momento, enfatizando que en su administración las empresas mexicanas que fomenten el desarrollo serán favorecidas.

En el quinto lugar (número 411 en el ranking global de Forbes) está María Asunción Aramburuzavala, otrora cabeza de la cervecera Modelo hasta que la vendió a la belga Anheuser-Busch InBev por cerca de 18 mil dólares. La fortuna de Aramburuzabala, quien es la mujer más rica de México, asciende a 6.2 mil millones de dólares. Si bien se ha mantenido alejada tanto de los asuntos nacionales como de México para concentrarse en sus negocios en Estados Unidos, Aramburuzabala, durante el primer informe de gobierno de López Obrador, respondió afirmativamente ante la pregunta sobre si AMLO respeta las inversiones. Asimismo, llegó a encabezar junto a Claudio X. González un spot a favor de AMLO durante la elección de 2018. Si bien estas actitudes no demuestran cercanía, todo parece indicar que "Marisun" no es contraria al gobierno de AMLO (siempre y cuando, por supuesto, garantice, como todo gobierno capitalista, las ganancias empresariales).

El séptimo lugar (851 en la escala global de Forbes) lo ocupa Antonio Del Valle Ruiz, cuya fortuna asciende a 3.5 mil millones de dólares. Es dueño de Orbia Advance Corp. y fue cercano a AMLO durante las negociaciones del T-MEC, la actualización del TLCAN impulsado por el entonces presidente estadounidense Donald Trump. En su momento llegó a afirmar que "[López Obrador] comentó que se hace lo posible para que se firme cuánto antes, pero que de ninguna manera aceptarán condiciones que violen la constitución o sea invasivo de la soberanía de México".

El lugar número 10 (puesto 1163 en la escala global de Forbes) está Carlos Hank Rhon y su fortuna de 2.7 mil millones de dólares. Hijo del exregente "Gengis Hank" González, quien también fue gobernador del Estado de México durante el sexenio de Luis Echeverría. La familia Hank ha sido, como se puede inferir por la trayectoria del patriarca, fuertemente priista y es miembro del llamado "Grupo Atlacomulco" del partido tricolor. Hank Rhon fue designado, junto con el ya mencionado Salinas Pliego, como miembro de un consejo asesor del presidente López Obrador. Según una investigación de la revista Proceso, a través de Banorte, la familia Hank se ha beneficiado durante el gobierno de la 4T, siendo el tercer contratista con el gobierno federal a través de contratos de seguros.

El lugar 12 (1579 en el ranking global de Forbes) lo ocupa Roberto Hernández Ramírez con una fortuna de 1.9 mil millones de dólares, mientras que el 13 (2190 en la lista global de Forbes) lo tiene Alfredo Harp Helú, cuya fortuna es de 1.3 mil millones de dólares. Ambos son dueños de Banamex. Hernández Ramírez recurrió en su momento al Fobaproa para rescatar Banamex, razón por la cual llegó a ser denostado por AMLO para luego formar parte del Consejo Promotor de Proyectos Específicos para el Desarrollo Económico del Distrito Federal cuando el tabasqueño era Jefe de Gobierno. Harp Helú, por su parte, es además dueño del equipo de béisbol de "Los Diablos Rojos" del México y en su honor López Obrador inauguró un estadio con su nombre en la alcaldía Iztacalco, al oriente de la capital.

¿Quiénes sobran?

En el lugar seis (número 709 en la escala global de Forbes) está Juan Domingo Beckmann, mientras que tres lugares más abajo (puesto 1096 en la escala de Forbes) está su hermana Karen Virginia, cuyas fortunas conjuntas ascienden a cerca de 7 mil millones de dólares por ser dueños de la tequilera José Cuervo.

En medio de ambos (lugar 1012 en la lista global de Forbes) está Rufino Vigil González con una fortuna de 3 mil millones de dólares. Llamado "El rey del acero", preside Industrias CH, manteniéndose mayoritariamente con un perfil bajo.

En el lugar 11 (1579 en la escala global de Forbes) está Fernando Chico Pardo, cuya fortuna es de casi 2 mil millones de dólares y empata con Roberto Hernández. Es presidente del Consejo de Administración de Aeropuertos del Sureste (Asur), que administra diversos aeropuertos en destinos turísticos y ha tenido roces con López Obrador.

En el lugar 14 (puesto 324 en la escala global de Forbes) está el presidente de Televisa, Emilio Azcárraga cuya fortuna es de 1.2 mil millones de dólares. Si bien no ha dicho públicamente nada, no es secreto que los reporteros de Televisa han sido históricamente hostiles a AMLO.

Finalmente, el lugar 15 (324 en la lista global de Forbes) lo empata con Azcárraga el empresario David Peñaloza, cuya fortuna también es de 1.2 mil millones de dólares. Es presidente del Grupo Pinfra. En 2019 AMLO retiró el peaje de la caseta de Cuyutlán en Colima a la empresa, así como el hecho de que Pinfra devolvió una concesión que había sido otorgada en el puerto de Veracruz.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias