×
×
Red Internacional

El Colectivo “Los Versibundos” invita el próximo jueves 30 de septiembre a un recital de poesía y música en lenguas indígenas e hispanas en defensa de los pueblos indígenas en la plaza de Tlatelolco a las 14:00 hrs.

Miércoles 22 de septiembre | 00:02

El gobierno de la 4T destina muchos recursos a la glorificación carnavalesca de los pueblos originarios, así como ocurrió en el aniversario “500 años de la conquista”, donde se construyó una megamaqueta de los “Teocallis” de Tláloc y Quetzalcóatl en la explanada del Zócalo. Esto sin mencionar los ostentosos desfiles de AMLO para pedirle permiso a la madre tierra, en los cuales el presidente se llena de adornos y vestimentas originarias, para después arrancar con algún megaproyecto, que, por cierto, implican el desplazamiento de las comunidades de forma sumamente violenta (usando a la guardia nacional), y hasta desapareciendo activistas, muchos de ellos de origen indígena.

“La termoeléctrica”, “El Tren Maya”, “Santa Lucía”, así como la violenta extracción minera con los Wixarika, el robo de agua de los Yaquis para el beneficio de Coca-Cola en Sonora, los presos políticos de Oaxaca, son claros ejemplos de que los atentados contra los pueblos originarios siguen latentes. La actividad se llevará a cabo bajo este contexto de trasfondo; es, pues, una forma de criticar muchas de las contradicciones del actual gobierno, así como todos los anteriores, pues es una realidad que ninguno se preocupó verdaderamente por los pueblos indígenas: su bienestar y la conservación cultural.

“Se hará con el propósito de denunciar, manifestar y expresar las demandas de justicia, así como para exigir el respeto a la autonomía de las comunidades indígenas del país, las cuales han sido fuertemente violentadas, despojadas e invisibilizadas por las autoridades, los partidos políticos y la sociedad en general, a tal punto que se ha folcrlorizado y mercantilizado con ellas de una forma atroz”.

La palabra es una forma de resistencia y subversión. Por medio de ella, muchas comunidades han expresado su descontento, su dolor y la violencia que sufren por parte del estado. Además, la poesía sirve para mantener vivas las distintas lenguas del país, pues, a su vez, hacer esto implica un acto revolucionario. El imponer un idioma es una forma de dominación, así como lo hizo el imperio romano en toda Europa y hace 500 lo hizo España para someter al mundo Indígena Americano. En su momento la monarquía y los cercanos a ella sabían que arrebatar una lengua es también nublar la identidad de un pueblo, y, por tanto, reprimir la capacidad de este para que se organice y luche con autodeterminación. A su vez, la imposición del español hace que muchos pueblos sufran desplazamientos, violencia y hasta encarcelamiento. Los reclusorios y cárceles están llenos de luchadores indígenas que no pueden ser enjuiciados debidamente ya que no pueden defenderse por no hablar español, como es el caso de muchos presos políticos en el país.

Tienes que leer: Libertad a los presos políticos de Eloxochitlán

Son muchos los lingüistas y estudiosos de las letras quienes se han interesado por el gran universo multi lingüístico de México y América, y estos mismos se han lamentado por las cifras tan alarmantes de desaparición de idiomas. Cuando llegaron los españoles, México contaba con un aproximado de 125 y 147 lenguas distintas; hoy día sólo quedan 68, muchas de ellas en peligro de extinción.

Esto se debe que es normal el racismo y discriminación dirigidos hacia quienes hablan alguna lengua originaria, empezando por las propias instituciones. Los planes de estudio no toman en cuenta los idiomas que se hablan en cada rincón del país, pues el programa de “castellanización” del siglo pasado sigue vigente. El gobierno no atiende las necesidades comunicativas de los pueblos, aún cuando hay recursos y especialistas capaces de lograrlo, entre ellos los propios maestros de las comunidades, tan capaces, pero tan explotados y condicionados por los programas de aprendizaje en español.

La discriminación, además, se debe a la precarización laboral, pues quienes migran a las grandes ciudades del país, se enfrentan a trabajos mal pagados, explotados y en condiciones miserables. Este sentido de inferioridad muchas veces se relaciona con la lengua en que hablan, haciendo que poco a poco las generaciones dejen de hablar su lengua materna hasta el punto en que se pierda esa identidad y sentido de origen.

Es por esto y más que es necesaria la organización conjunta de distintos sectores para la conservación de estas lenguas vivas, que siguen en uso y son la principal herramienta organizativa de muchos pueblos. Por eso luchamos por que se destinen mayores recursos al sector educativo, para los maestros, lingüistas y estudiosos de las letras (tanto hispanohablantes como indígenas), para que preparen programas que beneficien el aprendizaje niñes originaries y, además, garantice el derecho a la autodeterminación de las comunidades con su propia lengua, sin imposición de megaproyectos, desplazamientos, desapariciones forzadas y encarcelamientos; por otra parte, exigimos mejores condiciones para las propias comunidades, así como mayor bienestar para quienes migran a la ciudad, pues los gobiernos demuestran que pueden marginalizar a quienes buscan un mejor futuro como pasó con los Otomíes y la toma del INPI para exigir respeto, dignidad y plenos derechos.

En la actividad habrá la participación de diversos artistas, entre ellos poetas, músicos y raperos que, con el poder de sus palabras, pondrán de manifiesto que el arte también es una forma de resistencia. Además estarán presentes las compañeras Mazatecas, organizadas de Eloxochitlán de Oaxaca, que exigen la liberación de los 7 presos políticos encarcelados por organizarse.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias