×
×
Red Internacional

Cine.El último duelo: "solo existe el poder de los hombres"

Basada en hechos históricos, "El último duelo" es una batalla a muerte que determina el resultado de un juicio. Ubicada en Francia medieval, Ridley Scott vuelve a su mejor cine.

Lunes 18 de octubre | Edición del día

“La violación acompañó a las sociedades a través de las épocas.
En las sociedades pre modernas la violación tiende a ser una cuestión de estado,
una extensión de la soberanía territorial, puesto que, como territorio,
la mujer y más exactamente el acceso sexual a ella, es un patrimonio, un bien,
es la noción de una agresión, que a través del cuerpo de la mujer, se dirige a otro”.

Rita Segato, “Las estructuras elementales de la violencia”

París, 1386, Jean de Carrouges (Matt Damon) y Jacques Le Gris (Adam Driver) se van a batir a duelo para determinar si las acusaciones de Marguerite (Jodie Comer), la esposa de Carrouges, contra Le Gris son verdad. Toda la ciudad se reúne alrededor del campo de batalla para presenciar el acto. Las dos horas y media que quedan de película, veremos cómo estos personajes, otrora amigos, se convirtieron en rivales.
Dividida en tres capítulos, cada uno relata los hechos según la mirada de los tres protagonistas. Esto propone un cuestionamiento a la verdad, especialmente la de los hombres, ya que el último capítulo es el punto de vista de Marguerite y es la irrefutable verdad.

Algunos planos generales muestran la Francia medieval y la catedral de Notre- Dame en construcción, y los planos cerrados predominantes, revelan el interior de los castillos, donde transcurre la vida. Hombres privilegiados y mujeres que viven en una cárcel. Scott muestra las relaciones de poder, el discurso épico alrededor de la guerra impartido por la monarquía cuando, en realidad, los motivos son económicos. Los soldados van a la guerra por dinero. Los feudos, el cobro de la renta feudal al pueblo, la justicia administrada por el representante del rey, el capitán, y el poder abominable de la Iglesia Católica.
Pero principalmente, es la mirada sobre la construcción del patriarcado, de los mitos sexuales, de la mujer como bien del macho y del cuerpo femenino como territorio de disputa y del “honor” masculino. Y aquí aparece ella, Marguerite, la protagonista, que busca justicia. “No hay derecho” insiste en un momento su suegra interpretada por la magnífica Harriet Walter, “solo existe el poder de los hombres, sería mejor callar".
La gran escena final deja al descubierto que, finalmente, solo se trata de salvar el honor masculino.

Ridley Scott, el mítico director de Alien, Blade Runner, Gladiador y Thelma & Louise, reconstruye una historia real, visualmente espectacular, con un sonido impecable que acompaña las escenas más brutales y sangrientas para hablar de la violencia contra las mujeres y el poder patriarcal.

Ficha técnica:
Dirección: Ridley Scott
Guión: Nicole Holofcener, Ben Affleck y Matt Damon.
Fotografía: Dariusz Wolski.
Edición: Claire Simpson.
Música: Harry Gregson-Williams

Elenco: Matt Damon, Adam Driver, Jodie Comer, Ben Affleck, Harriet Walter, Marton Csokas y Nathaniel Parker.


Temas

Cine    Cultura



Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias