×
×
Red Internacional

RESPIRADORES COVID-19.Gobiernos compran respiradores mil veces más caros que su costo real

Hidalgo compra respiradores a 1.55 millones de pesos, la CDMX a más de 2 millones siendo que hace un mes ingenieros dijeron que podían producir respiradores que saldrían mil veces más baratos.

Sábado 2 de mayo de 2020 | 20:26

Ayer 1 de mayo, el IMSS Hidalgo dio a conocer que compraría 20 respiradores por la cantidad de 31 millones de pesos. El vendedor de los aparatos es León Manuel Bartlett Álvarez, dueño de Cyber Robotics Solutions y e hijo de Manuel Barlett Díaz, titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Esta suma de dinero implica que por ventilador se gastaron 1.55 millones s de pesos. Pero este no es el único estado que está haciendo exorbitantes gastos, la Secretaría de Salud de la CDMX hizo una compra de respiradores alemanes por 2 millones 315 mil 334 pesos a la empresa alemana NUDOMI.

Los respiradores para pacientes graves de Coronavirus efectivamente son urgentes y las empresas capaces de producirlos han sabido aprovechar la oportunidad para aumentar sus ganancias.

Desde que inició la pandemia y después de ver las graves repercusiones de la misma en otros países, múltiples ingenieros y trabajadores han dado a conocer que están en la posibilidad de construir ventiladores a bajo costo. Entonces ¿por qué seguir comprando a las grandes empresas que continúan lucrando con nuestra salud en vez de invertir en el desarrollo de aparatos que no profundicen la deuda pública?

Por ejemplo a finales de marzo un ingeniero sonorense dio a conocer que había construido un prototipo de respirador que costaría entre 600 y 800 pesos. Unas semanas después ingenieros de Ciudad Juárez anunciaron que podían construir ventiladores por un costo de 100 dólares, pues no esperaban sacar ganancias.

Te puede interesar: Los trabajadores de Ciudad Juárez podemos producir respiradores artificiales para el país

No hubo ninguna respuesta de los gobiernos, al contrario un mes después se encuentran gastando por respirador mil veces más de lo que podría gastarse de hacerlo con una producción controlada por el Estado.

¿Cómo sería esto posible? En México la industria automotriz es enorme, ya haya ejemplos en el mundo de empresas de esta rama que han reconvertido su producción, pero lo han hecho para poder seguirse enriqueciendo en plena recesión económica, pues los precios son inmensamente mayores a los costos de producción.

Para que la reconversión de la industria esté al servicio de salvar la vida de miles de enfermos y no de agrandar los bolsillos de los que siempre se enriquecen a costa de nuestra salud, la industria automotriz debe expropiarse, convertirla en propiedad del Estado, sin ningún tipo de indemnización ni pago a los empresarios -que evidentemente no necesitan más dinero- y ponerse a funcionar bajo control de los trabajadores.

Es urgente que los trabajadores que hoy se encuentran luchando en sus fábricas, centros de trabajo, hospitales y clínicas, eleven sus demandas, pues este plan de reconversión debe estar también acompañado de la exigencia a que el gobierno transparente todos los gastos que se están haciendo y que las empresas abran sus libros de contabilidad para saber realmente cuánto dinero se están robando.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias