×
×
Red Internacional

Hace dos años asesinaron a Naomi Nicole, una mujer trans originaria de Veracruz. Ahora, los dos acusados fueron declarados culpables y deberán cumplir una condena de 23 años y nueve meses de prisión.

Emilia Macías@EmiliaMacas1

Martes 9 de agosto | 15:05

Naomi Nicole, también conocida como “La Soñaré”, se mudó a la Ciudad de México donde se vio obligada a ejercer el trabajo sexual. El 24 de marzo del 2020 fue asesinada por José Saturnino Chávez y Aristóteles Alan Ramírez Rodea, dos cabos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) mientras prestaba sus servicios.

Te puede interesar: Transfeminicidios aumentan sin control, fuerzas armadas implicadas

Kenya Cuevas, activista que ha acompañado el caso a nivel judicial, informó que “esta es la primera sentencia con perspectiva de género y respecto a la identidad de una mujer trans en la Ciudad de México. Un ejemplo para buscar justicia en tantos casos que siguen impunes en todo el país”.

Cuevas solicitó desde el principio que se clasificara como transfeminicidio –tipificación que todavía no existe en ningún Estado del país–, pero se determinó como homicidio. A pesar de esto, el juez reconoció que era un crimen de odio y la condición de persona perteneciente a la comunidad LGBT, migrante y trabajadora sexual como parte del cuadro de extrema vulnerabilidad en el que se encontraba Naomi.

Hubo una declaración de una compañera suya que fue definitoria para la sentencia. Estuvo presente en el acto, escondida tras un coche y pudo observar que antes de disparar, uno de los militares le grito que la iba a matar “por marica”, prueba que permitió determinar un acto de transfobia.

Es una victoria que los responsables paguen por sus actos, pero no termina aquí.

La Guardia Nacional, un proyecto propuesto por el gobierno actual para “reemplazar al ejército por el pueblo armado”, tras tres años en función a demostrado su verdadero rostro: criminalizar y reprimir, como continuación de la militarización del país.

Antes de su inicio el promedio de homicidios dolorosos en el país era de 83 cada día, ahora, ha crecido a 100 asesinatos cada 24 horas. Es responsable de la persecución, agresión y deportación de miles de migrantes que pasan por México; del asesinato de defensores de la tierra, activistas, jóvenes y personas trans.

Lo peor, es que este organismo crece cada vez más (ahora es 68% más grande que en sus inicios): el 30 de junio del 2019 contaba con 70,000 elementos; hoy su fuerza operativa es de 118,188 de los que 92,403 están desplegados en todo el país con la justificación de brindar más seguridad a la población, cosa contraria a lo que hacen cada día.

Te puede interesar: Precarización y militarización: dos caras de la administración de López Obrador

Y no es un problema de “corrupción al interior” como ha dicho AMLO, ni siquiera se trata de policías “buenos o malos”, la Guardia Nacional sólo funciona para defender los intereses de las clases altas y el gobierno, no para cuidar o salvar a la población.

El caso de Noemi Nicole no es aislado, los crímenes de odio van en aumento y la violencia ejercida por el cuerpo armado también.

Por esto es urgente la construcción de un amplio movimiento que defienda la vida de todas las personas pertenecientes a la comunidad LGBTTTIQA, que le ponga freno a las propuestas anti-derechos de los partidos del régimen, que luche en contra de este sistema heteropatriarcal que nos oprime.

La justicia para Nicole y todos los demás asesinatos a manos de la Guardia Nacional, será real cuando este organismo no reciba un solo peso más, cuando nunca más un uniformado abuse de su poder y reprima a la clase pobre y trabajadora.

Organízate con nosotres por un mundo en el que podamos expresar nuestra sexualidad e identidad como nos plazca, donde podamos caminar en las calles sin miedo, donde no haya organismos armados que defiendan al Estado. Por un mundo que merezca ser vivido.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias