×
×
Red Internacional

Según el Indec, hubo una caída del 0,1 % interanual en términos reales. En tanto, las ventas en los autoservicios mayoristas estuvieron 2,1 % por encima de igual mes del año pasado, en términos reales. La inflación erosiona el poder de compra de los salarios.

Martes 24 de mayo | Edición del día

Las ventas en cadenas de supermercados alcanzaron $ 24.611 millones en marzo en relación al mismo mes de 2021 en la medición a precios constantes, una baja de 0,1 %, según informó este martes el Indec.

En el caso de los autoservicios mayoristas se registró un aumento de 2,1 % en términos reales llegando a $ 4.472 millones en relación al mismo mes del 2021.

Por su parte, el ticket promedio en cadenas de supermercados alcanzó a $2.508, lo que representa un incremento de 44 %, varios puntos por debajo de la inflación.
En el caso de los autoservicios, el ticket promedio ascendió a $7.307, lo que significó una suba de 35,7 %, también por detrás de la inflación.

En el caso de los centros de compra el mes de marzo las ventas totales treparon a $ 40.970,2 millones, lo que representa una suba de 96,8 % medidos a precios corrientes.

En la medición a precios constantes, es decir descontado el efecto de la inflación se registraron ventas por $ 5715,7 millones, o un incremento de 24,6 %.

La facturación a precios corrientes en los supermercados alcanzó $ 169.975 millones durante el tercer mes de este año, con un aumento interanual del 57,6 %, según el Indec.

De ese total, el 30,3 % del monto total facturado fue a través de pagos en efectivo, el 28 % con tarjeta de débito, 36,9 % con tarjeta de crédito y el 4,7 % restante con otros medios de pago.

Las jurisdicciones donde se registraron los aumentos más importantes de las ventas totales a precios corrientes fueron: Santa Cruz, 70,1 %; La Rioja, 69,2 %; Salta, 68,3 %; San Luis, 64,2 % y Tierra del Fuego con 63,8 %.

La inflación se aceleró en los últimos meses y erosiona el poder de compra, también afecta el consumo. El Gobierno prometió recomponer los salarios luego del derrumbe durante el macrismo, pero el poder de compra sigue por detrás de los niveles del 2015. El poder adquisitivo de los trabajadores registrados privados aún está un 21,4 % por debajo de 2015 (marzo 2022 versus octubre 2015), en el sector público registrado la pérdida en marzo en relación a 2015 es de 25,8 %, y en los sectores informales la merma con respecto a octubre de 2016 es del 31 %.

Te puede interesar: Inflación caliente: ¿quiénes se benefician con la suba de precios de alimentos?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias