×
×
Red Internacional

Además, enfrentaron irregularidades en el pago del Bono Covid, jornadas extenuantes y tratos inhumanos de directivos.

Yara VillaseñorSocióloga y latinoamericanista - Militante del MTS - @konvulsa

Martes 7 de septiembre | 22:12

Según información de varios medios, médicos, enfermeras y personal del sector salud denunciaron en Nuevo León pésimas condiciones laborales durante la pandemia. La asociación civil Redes Quinto Poder, hizo públicas las denuncias de personal del sector que ha visto empeorarse sus condiciones de trabajo durante este último año y medio, enfrentando jornadas extenuantes y horas extras impuestas como consecuencia de la precarización laboral y la ausencia de plazas de base para el personal. Denuncian que su salario se redujo hasta un 30%y hubo irregularidades en el pago de los bonos Covid ofrecidos como intensivo al arriesgar la vida frente a la atención de personas enfermas del virus SARS COV-19.

Por si fuera poco, denunciaron que el trato de los directivos ha sido inhumano, cuestionadno su labor médica y presentando las vidas del personal como desechables, señalándolos de “pollitos de colores” por ser propensos a morir tras contagiarse. Una verdadera burla cuando la pandemia ha arrebatado la vida de miles de trabajadores del sector sin que ninguna autoridad se haga responsable.

La última curva de alza de contagios profundizó la carga laboral y los ritmos de trabajo, que el personal médico debe enfrentar sin insumos sanitarios. Para colmo, ahora están contratados por outsourcing y sus contratos originales fueron modificados reduciendo su salario y prestaciones, así como el tiempo de contratación, producto de los efectos de la reciente reforma laboral y la regulación de la subcontratación. Además, según denuncian, recibían originalmente un sueldo superior por atender pacientes Covid, mismo que se redujo pero manteniendo el trabajo de riesgo frente a las personas contagiadas.

No puedes perderte: Pandemia y trabajadores del sector salud

Como parte de una política para dividir al personal, la patronal, además, distinguió el ingreso entre el personal de base y el subcontratado, incrementando los bonos Covid en decenas de miles de pesos para el personal de planta.

Todo esto es parte de una política de desmantelamiento del sector salud iniciada por los gobiernos del PRIAN y las políticas neoliberales, pero que la 4T no ha alcanzado a transformar, sin asignar partidas presupuestarias con un ingreso suficiente para garantizar al personal equipo e insumos médicos -mismo que, de hecho, se redujo los primeros años de gobierno de AMLO-, y dejando pasar los ataques a las condiciones laborales y los Contratos Colectivos de Trabajo.

Las y los trabajadores del sector salud deben poner en pie comisiones de seguridad e higiene para discutir qué medidas sanitarias y laborales requieren para poder realizar sus labores médicas con el menor riesgo posible -incluyendo un freno a la precarización y la basificación de todo el personal-, mismas que solo podrán ser arrancadas a la burocracia sindical y al gobierno mediante la movilización unitaria y coordinada, potenciando la fuerza de los cientos de acciones (bloqueos, marchas y toma de hospitales) que han realizado como personal de salud durante el año y medio de pandemia.

Además, es urgente aumentar el presupuesto del sector salud, quitándoselo a la Guardia Nacional y los cuerpos represivos, y unificar los hospitales y clínicas del sector privado y público en un sistema centralizado de salud que garantice cobertura universal y gratuita para toda la población en territorio mexicano.

Te puede interesar: Trabajadores del sector salud, la primera línea de combate al covid




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias