×
×
Red Internacional

Trap y ficción.  “POST MORTEM”: el “reality” de la industria musical

A fines del 2021 el Dillom sacó su primer disco de estudio. Es un álbum conceptual con mucha tela para cortar. Acá analizamos algunos aspectos que hacen a la crítica del mundo de la industria.

Josefina GarcíaTrabajadora de call center y estudiante

Sábado 15 de enero | Edición del día

Hace años que el trap viene copando la escena musical argentina. Sin embargo, la aparición de Post Mortem del Dillom, es un fenómeno sin precedentes.

Es que en este disco se construye una ficción. La gracia está en escucharlo todo en orden y de un tirón. Esta manera de escucharlo está indicada por el pase entre tema y tema que muchas veces marca una continuidad por la similitud del beat, o al contrario, por los cambios abruptos. También esta linealidad conceptual está marcada por la repetición temática o directamente de versos como “Otra city nos espera así que let ’s go” en “Pelotuda” y “Rocketpowers”. La inclusión de otros textos o autores de terror ayudan a ambientar esta atmósfera ficcional; aparecen Frankestein (de Mary Shelley), Poe uno de los principales referentes de la literatura de terror y Lovecraft, el emblema de la pulp fiction.

Más de forma, y como ya es costumbre en las letras del Dillom aparece la forma del shitposting en sus estrofas. Poniendo uno al lado del otro elementos discordantes con el tema que parecen tener el único objeto de dar gracia, como “ingeniero like Maschwitz” o más políticos como “su pussy pelada parece Larreta/ esa es la verdadera grieta”. Otro verso que podría ir bien al lado de una ilustración del videojuego Sonic es “El Dillom no va a la iglesia, pussy rapero católico”. También un elemento de este tipo es la aparición de la voz de Gaspi al final de "SIDE".

La innovación de formas musicales tiene que ver con llevar el trap al extremo. Incluye géneros como el reggaetón en “Hegemónica”, canción que hace con L-gante. También algo más post-punk como en “Rocketpowers” junto a Saramalacara, de la RIPGANG. Momentos más directamente raperos como en “Coach” con Muerejoven y una enorme dosis de Plastic Beach, notoria en “Dúo”. Pero los temas trap, están dados vuelta de trap. Son los temas más dark side, donde salen los peores personajes de la historia de terror. Y musicalmente eso se manifiesta: en “SIDE” casi no hay melodía, apenas hay ruidos. En otras canciones como “Pelotuda” o “Post Mortem” si bien hay melodía no es el soporte de la canción.

En el contenido de las letras existen partes más autobiográficas, que refieren sobre todo al mundo de la infancia y la soledad. Cuando escuchamos esto sabemos que nos habla el Dillom, si conocemos datos de su vida real, por ejemplo, que su mamá vendía ropa en el Centenario, como lo dice en la canción “SIDE”.

Pero hay otro personaje que canta, un personaje bastante oscuro como descompuesto, salido del infierno o de la mismísima muerte. Lo presenta el empresario mediático Mario Pergolini en la única pieza del disco que no tiene música, es recitada, es literatura pura. Es un cuento de terror: el de Demian sufriendo una extraña transformación en medio del bosque. Este relato introduce a la canción que da título al disco donde ahora es Demian el que canta y confiesa que mató a sus amigos.

El paso de un personaje al otro no es tan unilateral, muchas veces se combinan. Son personajes pero también son momentos, estados. No es cronológico, cada canción aparece condimentada por esa especie de autobiografía y ese personaje ficcional. Diferencia entre un antes y un ahora: “Soy un boludo con plata/ antes dormía entre las ratas” o “Antes nadie venía a mi cumple/ ahora todos quieren venir a mi cumple” o “Ahora que tengo plata son más graciosos mis chistes”.

Esa diferenciación no tiene que ver con el tiempo que pasó sino con la obtención de fama y dinero. El dinero tiene personalidad propia, y da cualidades a quién lo posee. Lo hace más gracioso, le da más amigos. Con el dinero viene el champán, las zapatillas caras, el valium y la cocaína. Esta relación con el dinero la concretiza en “Pelotuda”: “Mi plata se mueve sola como poltergeist/ en el stage...”. O en “Piso 13”: “Mi plata se mueve sola es independiente”

Ahora bien, el dinero no es una cosa aislada. Aquí viene aparejada a los problemas de la industria de la música, quizás los que le producen al artista esta transformación infernal. “Bohemian Groove Skit” es una especie de pieza publicitaria en medio del disco. Es el nuevo sello discográfico del Dillon. Su nombre posiblemente remita al campamento de políticos y gente de la farándula en California, el cual fue objeto de mitos y leyendas alrededor de ceremonias extrañas que se hacían allí. Esta pieza publicitaria dentro del disco es una clara sátira a lo que ocurre en la industria musical, merece una extensa cita:

“¿Quieres volverte asquerosamente rico? Claro que quieres, perra. Entonces Bohemian Groove es tu lugar en el mundo. El sello discográfico donde tus artistas favoritos consiguieron el estrellato, tan solo dejando el 99% de sus regalías y la titularidad de sus masters por tan solo 200 años después de muerto. Ah, Bohemian Groove, puta, es una bomba de tiempo”

La industria es, según esto, un chupasangre del artista. Una vez que se firma contrato se vende la independencia y la libertad a gente que solo va a hacer millonadas con la creatividad del artista.

Por eso hacia el final afirma que esa vida “es un reality”. En la canción “Reality” sintetiza varias de las contradicciones que recorren todo el disco. Entre todas las posesiones que tiene piensa que “A veces siento que van a dejarme de querer/ La gente me aburre, como jugar al ajedrez/ Y mis amigo’ preguntan "¿qué te pasa?"/ Hay veces que no puedo salir de mi casa”.

Una mención especial merece el increíble trabajo de tapa a manos de Ornella Pocetti. Es una tapa llena de símbolos: niños disfrazados haciendo un rito de resurrección de muertos, un fantasma ahorcado, un incendio y un bosque encantado de fondo. En el medio, el Dillom con una remera de Pet Semetary sentado al borde del pozo de la muerte. No se sabe si está por entrar o si acaba de salir. Si ya llegó ese momento después de la muerte.

Ese Post Mortem al que refiere el disco tiene que ver centralmente con una transformación. Una parecida a la de los cuentos de terror. Está siendo poseído, con todo el peso puesto en su costado más oscuro. Sin embargo, aunque sea terrorífica no termina de causar completo rechazo, porque es mejor tener plata a no tener nada.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias