×
×
Red Internacional

Normales CDMX. Segunda Asamblea Internormalista: ¿qué se discutió y qué perspectivas abre?

A esta asamblea asistimos docentes egresados así como estudiantes de las normales de la CDMX, quienes nos reunimos para discutir sobre los principales problemas que aquejan a las comunidades normalistas.

Miércoles 30 de noviembre de 2022 | 14:37

En esta segunda edición de la Asamblea Internormalista de la CDMX salió a relucir principalmente el tema de USICAMM y la discusión de cómo enfrentar sus mecanismos restrictivos de selección para el servicio docente. Este tema surgió a partir de las distintas iniciativas que han tenido estudiantes de las escuelas normales para cuestionarle a las autoridades por qué no se han transparentado los criterios que USICAMM solicita a los futuros egresados de las escuelas formadoras de docentes.

Sí bien todavía falta mucho por discutir en este espacio, una de las primeras grandes conclusiones a las que llegamos es que esta institución, creada por el gobierno actual, es continuidad de lo que fue el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), que durante el sexenio anterior aplicó la evaluación de permanencia a miles de docentes a nivel nacional y que fue eliminada gracias a la movilización de miles de maestros que enfrentaron la reforma educativa de Peña Nieto; aunque su sucesora mantiene la continuidad de la lógica neoliberal en el ingreso y selección de docentes.

El SNTE y el género, problemáticas importantes para lxs normalistas

Otro punto relevante en la discusión fue la relación entre el SNTE y lxs normalistas. Se problematizo que, como futuros docentes, deberían tener una relación política con el organismo que los representará. Sin embargo, debatimos cómo es que el sindicato hasta el momento ha sido cómplice de las distintas facetas de la aplicación de la reforma educativa, por lo que buscar lazos entre normalistas y sindicato también pasa por comprender cómo incidir en su recuperación de las manos del charrismo sindical.

Te puede interesar: SNTE: un sindicato al servicio de los gobiernos en turno

En la discusión también se incluyó el tema de género. El intercambio giró en torno a las preguntas: ¿cuál es la relación que existe entre los temas de género y el normalismo? y ¿por qué las y los normalistas debemos de tener una agenda relacionada con las cuestiones de género y la violencia machista?

Algunos elementos que aportamos docentes de la Agrupación Nuestra Clase-Pan y Rosas, quienes formamos parte del impulso de este espacio, tienen que ver con que la mayoría de lxs integrantes del magisterio y la matrícula de las normales a nivel local y nacional son mujeres; por lo que la represión estatal (como el caso de las agresiones contra normalistas en Panotla y el asesinato de Betriz Rojas a manos de la policía de Tlaxcala), las agresiones físicas y laborales dentro del gremio tienen rostro de mujer, además de que la precarización laboral, a través de mecanismos como los de la USICAMM, también es violencia.

Te puede interesar: ¿Por qué las maestras debemos de luchar contra la violencia, los feminicidios y por nuestros derechos?

En estos aspectos resolvimos profundizar sobre el tema del sindicato, sus potencialidades y la relación que tiene con el gobierno en la aplicación de las distintas políticas educativas. También se determinó la necesidad de tener una ruta de discusión sobre los temas de género, incluida la necesidad de enarbolar la demanda de educación sexual integral como parte de la formación normalista, esto en el marco del próximo 8M como fecha de movilización y la posibilidad de visibilizar al normalismo dentro de la lucha por los derechos de las mujeres.

Tenemos que ser más si queremos vencer

Uno de los grandes obstáculos que visibilizamos dentro de la discusión es el aspecto de la pasividad que impera dentro de las comunidades. Esto no es casual ya que han sido años de aplicación de reformas y de separar a los normalistas del magisterio, por lo que la vida política dentro de las escuelas formadoras de docentes ha sido muy difícil de conquistar.

Sin embargo, las problemáticas que atañen al sector no se pueden resolver de forma individual, sino que requieren del concurso de miles de normalistas que promuevan la unidad con el magisterio y así reconstruir los lazos que nos habían unido desde hace décadas en la lucha por la educación pública.

Distintas iniciativas se plantearon para poder incorporar a cientos de compañeras y compañeros que quieran pelear por sus derechos: intercambios culturales, académicos y de recreación que vemos necesarios y que también han sido subestimados o eliminados como derechos por parte de las autoridades.

Las y los docentes de la Agrupación Nuestra Clase consideramos que este espacio internormalista es progresivo y que el movimiento que se forme de él debe desarrollarse con independencia política respecto a las autoridades, el gobierno y los partidos del régimen, tanto oficialistas como de la oposición. Para nosotros se puede avanzar en ese sentido apostándose a convencer a la mayor cantidad posible de compañerxs (estudiantes, docentes y trabajadorxs de la educación) para impulsar en común estos espacios de organización y discusión sobre qué es lo que necesitamos para realmente tener una educación al servicio de los trabajadores y el pueblo, no de los intereses empresariales.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias