×
×
Red Internacional

El Siintracatedras impulsa una campaña en defensa de los derechos laborales de los trabajadores de investigación precarios del Conacyt, pero ¿qué hace falta para que pueda hacer valer estos derechos?

Arturo RendónAcadémico de la agrupación Nuestra Clase

Miércoles 6 de octubre | 23:35

El pasado 1° de octubre, miembros del Sindicato Independiente de Trabajadoras y Trabajadores de Investigación de Cátedras del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Siintracatedras) se manifestaron para exigir sus derechos laborales frente a diversas sedes del Conacyt, en 10 estados de la república, como son: Aguascalientes, Jalisco, Yucatán, Michoacán, Oaxaca, Xalapa, Sonora, Chiapas, Chihuahua y Ciudad de México.

Esto debido a que la dirección del Conacyt se ha negado a negociar con el sindicato un Contrato Colectivo de Trabajo (CCT). Mientras que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JCyA) le negó su derecho a huelga, instrumento de lucha fundamental de los trabajadores para alcanzar y/o defender sus conquistas.

El Siintracatedras denunció a la Junta, quien alega que los investigadores ya cuentan con condiciones generales de trabajo, además de que las cátedras son pertenecientes al apartado B del artículo 123 Constitucional, lo que los coloca como trabajadores de confianza y les niega la contratación colectiva. Lo cual es un mecanismo que va contra los derechos de los asalariados porque los pone en una situación de total indefensión laboral, al negarles la posibilidad de contar con condiciones de trabajo dignas, lo que degrada también sus condiciones de vida.

Por otro lado, criticaron que se abran nuevas plazas, no por que estén en contra de que se contraten nuevos trabajadores, sino porque su problema no ha sido resuelto, no se ha reinstalado a los despedidos ni se les han otorgado derechos a los trabajadores en activo. Además de que la directora, Elena Álvarez-Buylla, en su calidad de funcionaria de la 4T, busca que las condiciones de las nuevas plazas sigan el mismo modelo de precarización laboral.

Te puede interesar: Conacyt despidió a 44 investigadores y FGR investiga a 31

La campaña del Siintracatedras

En la protesta realizada en la sede del Conacyt en la Ciudad de México, los trabajadores académicos anunciaron en un pronunciamiento que continuarán sus exigencias en las instancias jurídicas correspondientes. Denunciaron la discriminación de 43 investigadores que fueron excluidos de la convocatoria para la integración y funcionamiento de la Comisión Consultiva del Comité Directivo del programa Investigadores e Investigadoras por México. También cuestionaron que en Yucatán la legislación de las Cátedras posee aspectos que no permiten garantizar los derechos constitucionales y laborales.

Por esas razones, el Siintracatedras dio a conocer que en el mes de octubre pondrá en pie la campaña #CienciaBajoProtesta para seguir demandando derechos laborales, además de que hizo el llamado a sumarse a más investigadores. Y mientras esto sucede, la 4T mantiene un conflicto con 31 investigadores que usaron el presupuesto científico para beneficiarse, pero sin plantearse de ninguna manera modificar la orientación productivista del Conacyt, para terminar con la precarización de quienes realmente investigan.

Te puede interesar: Claves sobre el conflicto entre el gobierno y 31 científicos

Necesidad de la unidad y de la recuperación de los sindicatos

Las demandas sostenidas por el Siintracatedras son completamente justas. Un triunfo para ellos sería un triunfo para toda la clase trabajadora. Sin embargo, es necesario analizar cuáles son los medios más efectivos para conquistar esas demandas. Uno de ellos es la unidad con el resto de los trabajadores de ciencia y tecnología, ya que siendo pocos es difícil que las autoridades quieran resolverles. En primer lugar, porque este sindicato sólo tiene afiliados a 308 de los mil 236 investigadores de Cátedras Conacyt. Pero, además, la institución ya cuenta con otro sindicato que aglutina a la mayoría, por lo que es necesario luchar por recuperarlo para poder lograr la necesaria unidad de los trabajadores con el propósito de enfrentar a la patronal.

Pues el Sindicato Nacional de Trabajadores del Conacyt -cuyo secretario general es Mario Moreno Ramírez-, adherido a la Federación Nacional de Sindicatos del Sector de Ciencia y Tecnología (Fenasscyt) -cuyo coordinador es Manuel Escobar Aguilar-, tendría que ser un instrumento para luchar por la defensa de los trabajadores. Pero al estar dirigido por burócratas sindicales, cómplices de la patronal, es todo lo contrario.

Así, el reto de los trabajadores precarizados y sindicalizados es recuperar sus organizaciones para luchar unidos y en mejores condiciones por sus demandas, para lo cual es necesario impulsar la organización de corrientes político sindicales independientes, clasistas y combativas que enfrenten consecuentemente al charrismo sindical, ya que personajes como Moreno y Escobar prefieren pactar con Álvarez-Buylla, simulando algo que no hacen, defender los derechos laborales.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias