×
×
Red Internacional

El presidente López Obrador dio su conferencia matutina desde Chiapas. Allí habló de los avances del Tren Maya, las medidas de control migratorio y la respuesta de su gobierno al Parlamento Europeo.

Viernes 11 de marzo | 14:33

Desde Chiapas, López Obrador inició su conferencia de prensa en Tapachula. Resaltó que se pretende rehabilitar las vías ferroviarias del sureste para incorporarlas al proyecto del Tren Maya, lo que incluirá también modernizar las carreteras y presas hidroeléctricas del río Grijalva; sobre ese punto, aprovechó para enfatizar que no habrá aumento en el precio de los combustibles ni la luz gracias a las refinerías de Dos Bocas y Deer Park.

Pero como ya ha quedado claro luego de, precisamente, la concretación del proyecto de Dos Bocas, no hay megaproyecto que plantee AMLO en el cual no esté siendo resguardado por la Guardia Nacional. Es así que el secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, señaló que hay despliegue de elementos de la Guardia Nacional en Chiapas y que se están construyendo compañías.

Lo que menciona es de hecho estratégico no sólo por el megaproyecto planteado en territorio chiapaneco, sino por el pase de mercancías y por tratarse de un estado fronterizo en el cual ingresan regularmente migrantes y en especial las caravanas que recorren el país y que son constantemente hostigadas por la Guardia Nacional para impedirles el paso en su camino hacia Estados Unidos.

Para frenar las oleadas migratorias, AMLO insistió en la implementación de los programas Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida, los cuales han sido señalados por fomentar condiciones laborales precarias en sus beneficiarios. De igual forma, aprovechó la ocasión para anunciar que el mes de mayo realizará una gira por El Salvador, Honduras, Guatemala y Belice, así como una visita aún no especificada en Cuba.

Pero lo que ha causado polémica en las últimas horas ha sido la respuesta del gobierno mexicano ante la condena que hizo el Parlamento Europeo hacia la persecución y hostigamiento de los periodistas en el país. En su misiva, el gobierno lamentó que los eurodiputados "se sumen como borregos a la estrategia reaccionaria y golpista del grupo corrupto que se opone a la Cuarta Transformación".

Una respuesta bastante confrontativa que contrasta duro con la sumisión que ha tenido su administración hacia la Casa Blanca, cosa no menor, ya que al inicio del sexenio quien estaba al frente del ejecutivo estadounidense era el reaccionario y racista magnate de Nueva York, el republicano Donald Trump, quien fue reemplazado en las últimas elecciones por el demócrata Joe Biden, quien en varios aspectos ha continuado la misma actitud que su antecesor a pesar de haber llegado con una agenda de progreso y de supuesta defensa de las minorías étnicas y de la diversidad sexual en el gigante del norte.

Es decir que ante gobiernos republicanos como demócratas (estos últimos siendo percibidos por varios como "la izquierda" en Estados Unidos), la actitud de AMLO ha sido la de ser un fiel servidor a los designios de Washington, lo cual además se yuxtapone con la imagen del anarquista Ricardo Flores Magón, quien no sólo se habría opuesto al gobierno de AMLO, sino que además murió en una cárcel estadounidense. No conforme con eso, la respuesta del gobierno no aborda los señalamientos del Parlamento Europeo, pues se conforma con decir que el 66% de los mexicanos respalda al presidente sin hacer mención que apenas hace una semana fue asesinado en Zacatecas el periodista Juan Carlos Muñiz, quien fuera el siguiente luego del asesinato de Lourdes Maldonado en Tijuana.

México es uno de los países donde se persiguen tanto defensores de medio ambiente como periodistas, al punto que Reporteros Sin Fronteras ha incluido a nuestro país entre los cinco más peligrosos para ejercer esa profesión. El hostigamiento a ellos es debido a que se exponen la asociación entre el Estado y el crimen organizado, que lejos de ser una "infiltración", como lo ha sostenido el gobierno tanto de los partidos neoliberales como la 4T, obedece al funcionamiento mismo del sistema capitalista.

Por otro lado, el gobierno mexicano apenas menciona la guerra en Ucrania, esto debido a que los distintos imperialismos europeos han avanzado en un histórico rearme frente a la invasión rusa. Habla de dejar atrás "su manía injerencista", pero no refiriéndose a la expansión de la OTAN en el este europeo para cercar a Rusia o la incorporación en clave dependiente de Ucrania a la UE y el respaldo de ésta a los grupos ultraderechistas, sino al reclamo del Parlamento Europeo de la política interior mexicana. Asimismo, no menciona que la oleada guerrerista ha traído consigo persecución a los periodistas tanto en Rusia como en Europa.

Por ello es que es necesaria la organización de los trabajadores, comunidades originarias, mujeres, migrantes y jóvenes tanto de los gobiernos representantes del neoliberalismo como de quienes, como la 4T, realizan cambios menores sin afectar los intereses de los empresarios ni la injerencia de Estados Unidos en el país y en América Latina, así como de los imperialismos europeos que en pos de la democracia no tienen problema en hacer un rearme histórico en el que las masas trabajadoras serán las primeras en ser afectadas.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias