×
×
Red Internacional

Educación.UNAM y Conacyt presionan para reanudar actividades en el CIDE

Tanto las autoridades universitarias como el Conacyt presionan para que las instalaciones del CIDE sean liberadas y se reactiven actividades académicas.

Joss Espinosa@Joss_font

Martes 7 de diciembre de 2021 | 16:59

Desde finales de noviembre, las instalaciones del Centro de Investigación para el Desarrollo Económico (CIDE) fueron tomadas por estudiantes de dicho centro. La toma inició luego de que se designara a José Antonio Romero Telaeche como el director del CIDE, algo que, desde su nombramiento como director interino ya había generado malestar entre la comunidad.

La decisión de designar a José Antonio Romero como director del CIDE fue avalada por el Conacyt y las autoridades de la UNAM

Te puede interesar: Estudiantes del CIDE toman instalaciones contra imposición de director

Respondiendo al conflicto, y como ya es costumbre, la UNAM emitió un escueto comunicado en el que llaman a reactivar las actividades académicas “priorizando el diálogo”.

Por su parte, el Conacyt llamó a que sean liberadas las instalaciones para no “afectar” a los integrantes del CIDE, argumentando que dicha toma puede afectar en el pago a docentes y personal administrativo, una carta que siempre ocupan las autoridades universitarias para presionar a que se levanten paros o tomas, y en un intento de confrontar a los sectores que componen dichos centros educativos.

Mientras que les estudiantes permanecen en exigencia de la remoción de José Antonio Romero, así como las no represalias a quienes componen el movimiento, y que la Asamblea Estudiantil participe de la toma de decisiones en el centro de investigación. También exigen se respete el CCT en el CIDE y cesen los ataques a la libertad de expresión, investigación y cátedra.

Como parte de dicha protesta, el sábado pasado alrededor de mil personas se manifestaron a las afueras del CIDE en la exigencia de dichas demandas.

Las autoridades tanto de la UNAM como del Conacyt argumentan que la designación de José Antonio Romero se dio con apego a los estatutos que rigen el CIDE.

Lo que muestra el conflicto del CIDE es precisamente la antidemocracia que impera al interior de los centros educativos y de investigación, pues es un puñado de autoridades quien decide el rumbo de dichos espacios, los cuales están alejados de las necesidades reales que tienen, no solo las comunidades de trabajadores, estudiantes y docentes que los componen, sino de la población en general.

Te puede interesar: La disputa por el CIDE ¿La investigación al servicio de quién?

Por ello, consideramos que tendrían que ser estudiantes, docentes y trabajadores, quienes, en espacios de discusión amplios y democráticos, decidan el rumbo de las universidades y los centros de investigación, para que realmente la educación, la ciencia y la investigación, estén al servicio de las grandes mayorías y no de los intereses de los grandes empresarios y las autoridades educativas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias