×
×
Red Internacional

Crimen de Mahsa Amini. Vergonzoso: Gobierno boliviano condena la lucha de las mujeres en Irán

Lo hizo la embajadora de Bolivia en Irán, Romina Pérez quien rechazó el masivo movimiento de protesta generado tras el asesinato policial de Mahsa Amini, una joven kurda de 22 años, por llevar el hiyab “inadecuadamente”.

Lunes 10 de octubre de 2022 | Edición del día

El Gobierno "progresista" del MAS que encabeza el presidente Luis Arce Catacora acaba de protagonizar un vergonzoso acto de repudio a las históricas movilizaciones por los derechos de las mujeres en Irán. Este sábado 8 de octubre, la embajadora boliviana en el país persa, Romina Pérez, señaló que “Nuestro gobierno condena los recientes disturbios en Irán, perpetrados por los sionistas británicos y estadounidenses, y estamos seguros de que todos los problemas se resolverán con la solidaridad, el conocimiento y la comprensión del querido líder de Irán”.

De esta manera, la funcionaria del MAS tergiversó el carácter del movimiento de protestas y dio un apoyo explícito al régimen teocrático iraní que hace cumplir estrictamente la obligación de cubrir el cabello y el cuerpo de las mujeres y reprime salvajemente la protesta social.

El pasado 16 de septiembre, la Policía de la Moralidad detuvo, golpeó y asesinó a la joven Amini por usar mal el hiyab. La Policía de Teherán negó su responsabilidad por el asesinato y dijo que la joven sufrió una “insuficiencia cardíaca repentina” mientras esperaba con otras mujeres en las instalaciones para recibir “educación”. La indignación de miles y miles de mujeres no se hizo esperar y la protesta tomó las calles. Desde entonces el movimiento se han expandido a 170 ciudades y las 31 provincias del país. Los últimos días se sumaron las estudiantes de nivel secundario mientras el régimen continúa respondiendo con una brutal represión. Según los informes recopilados por la Organización Muyahidines del Pueblo de Irán, la represión dejó hasta el momento cientos de muertos y más de 20.000 arrestos.

Te puede interesar: Estudiantes secundarias se suman a las protestas en Irán por el asesinato de la joven Mahsa Amini

Las vergonzosas declaraciones de la embajadora boliviana se produjeron durante un encuentro con el alcalde de Tabriz y fueron publicadas por la Agencia de Noticias de la República Islámica (IRNA). La funcionaria manifestó asimismo que “somos un país hermano con Irán y tenemos ideas antiimperialistas y nos hemos mantenido unidos contra imperialismo (...) En nombre de mi gobierno les envío mi saludo revolucionario a todos iraníes”.

Lo que la ministra del “gobierno revolucionario y antimperialista del MAS” no quiere reconocer es que las protestas por el asesinato de Amini han generado un ambiente de unidad entre sectores de trabajadores, trabajadoras, estudiantes y mujeres para enfrentar la represión y mostrar su rechazo al régimen teocrático del presidente Ebrahim Raisi.

Las consignas que piden un cambio de régimen se han convertido en centrales entre las manifestaciones y se suman al descontento creciente por la situación económica, social y ambiental. La tasa de inflación oficial es de alrededor del 40% y algunos estiman que supera el 50%. Casi la mitad de los 82 millones de habitantes del país están ahora por debajo del umbral de la pobreza.

El gobierno boliviano del MAS, con estas declaraciones, no hace más que confirmar una vez más que su discurso "popular y antiimperialista" no es más que la cobertura de una política que garantiza el orden establecido y las ganancias de los capitalistas.

Te puede interesar: ¿Por qué las mujeres queman sus velos en Irán?

Hay que recordar que el velo es obligatorio en Irán desde la Revolución que en 1979 acabó con el régimen monárquico pero terminó siendo encausada por los líderes religiosos hacia una "revolución islámica" con el ayatolá Jomeiní a la cabeza. Jomeiní declaró entonces que sin el hiyab las mujeres estaban “desnudas". Desde entonces las mujeres deben usar un chador, una capa que cubre todo el cuerpo o un pañuelo en la cabeza y un manteau (abrigo) que cubre sus brazos.

En los últimos años se han dado una serie de manifestaciones contra la obligatoriedad del hiyab y la represión de la Policía de Moralidad que ejerce sobre las mujeres acusadas de no cumplir con el código de vestimenta y que se hace cada vez más intolerable. En este sentido, el asesinato de Amini se está convirtiendo en catalizador de las explosiones sociales que emergen en Irán y que pueden dar continuidad con la lucha histórica de las masas iraníes contra sus regímenes opresores y la amenaza del imperialismo. Para que las movilizaciones que están surgiendo contra la opresión de las mujeres avancen, es fundamental la formación de un frente único del emergente movimiento de mujeres con la clase obrera combativa, de tal manera que sus luchas respondan a los intereses de las y los oprimidos y explotados en Irán. Es importante vincular la lucha contra el régimen, particularmente antidemocrático y patriarcal de Irán, con una lucha contra el sistema capitalista que sostiene a los mulás (clérigos chiitas) burgueses.

Ninguna confianza se les debe dar a los países imperialistas como Estados Unidos y Francia que denuncian el asesinato de Mahsa Amini. Son justamente estos países “democráticos” cuya policía, racista y patriarcal, también asesina brutalmente a las mujeres y a los negros, cuyos regímenes niegan el derecho al aborto o imponen prohibiciones racistas del hiyab que limitan la autonomía de la mujer y que imponen sanciones económicas y políticas que provocan el sufrimiento de trabajadores y trabajadoras iraníes todos los días. En este sentido, contra la clase dominante iraní y las potencias extranjeras, es la clase obrera junto con las mujeres y demás sectores oprimidos y explotados los únicos que pueden dar una salida a la crisis económica y contra el régimen opresivo.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias